jueves, 31 de diciembre de 2009

Un año que se va............


El año arrancó como siempre sucede con mucha fuerza y con ese ímpetu casi irracional.
Empecé con todas las pilas corriendo en Sayago Running, proceso que se venía gestando desde finales del 2008 y a los pocos meses de comenzado el 2009 entendí que debía correr de otra manera, tal vez en solitario pero no “solo”.
Luego de unos meses, diferentes motivos me llevaron a dejar de correr en y para un equipo, cosa que ahora que ha pasado un tiempo, me doy cuenta que fue un gran acierto.
Una vez me crucé con un corredor que me preguntó: “¿te acordás por qué empezaste a correr?”, dejando un silencio en el aire, el cual llené meses después. Ahí supe que debía correr tratando de encontrar ese rincón donde uno solo se conecta con el goce y el disfrute.
En mi corto y fugaz pasaje por el equipo conocí gente muy valiosa y dedicada, con la cual aún mantengo buenos lazos de amistad. El correr federado para un equipo pero libre de corazón me permitió ver más hacia los costados, y percatarme de la gran riqueza que también había en otros equipos o en aquellos que corrían libres.
En lo personal creo que es importante escuchar esa voz que todos llevamos dentro y tratar de ser coherentes con ella, aunque a veces esto genere conflictos en nuestro interior o en el entorno. Algunas veces se puede y otras NO, pero el intento hay que hacerlo, pues es lo que nos hace sabernos vivos y llenos de savia.
En cuanto a mis metas deportivas para este 2009, creo que las he cumplido, estas eran dos, bajar los 45 en 10 km, y hacer tres maratones en un año, cosa que también concreté, completando no tres, sino cuatro en 14 meses, de las cuales una fue de montaña, cosa que no estaba dentro de lo planificado.
También en este 2009 quedaron muchísimos recuerdos lindos, por ejemplo el Duatlón que corrí con Jorge Xavier, donde remamos de atrás para lograr un segundo puesto, también quedó vibrando dentro mío la GRAN carrera que nos mandamos con Victor Trillas en la Columbia Challenge Nocturna de Invierno, donde estuvimos entre las primeras posiciones con muy poca técnica y mucho coraje y trabajo de equipo, al igual que la Misión GT de Solanas que la corrí con un compañero de ley como es el amigo Pablo Caurla.
Otro momento lindo de este año fue el primer podio que hicimos el otro día en la Misión GT con el amigo Raúl Caetano, este compañero de ruta con el cual salimos un día a hacer nuestra primera carrera, aquella Nike del 2007.
Pero ese click, esa vuelta de página, esa puerta que se abrió radicalmente adentro mío, fueron los K42 de Villa La Angostura, y creo que el puntapié de esa hermosa experiencia estuvo en La Salomon del Salto del Penitente. Allí empezó todo un torbellino dentro y fuerza mío que me llevaron a estar un día en el Puerto de Colonia y al instante en un avión rumbo a una cita de privilegio con Los Andes y con una increíble magia que llegó con ellos, y que quedó grabada en la piel.
Recuerdo que antes de viajar tenía muchos temores e inquietudes, pero cuando me conecté con toda esa ENERGÍA y me entregué a DESCUBRIR y descubrirme, me sorprendí y me sentí vivo como hacía mucho tiempo no lo hacía.
Pero para llegar en buenas condiciones a Angostura comencé a entrenar un mes antes con Leo Yozzi, cosa que por suerte aún hago, otro gran acierto de este 2009 que se va.
Creo que por ahora no tengo el nivel suficiente como para merecer un profe como él, pero lo cierto es que la confianza que depositó en mí y la apertura que me demostró, me llevaron a entrenar mucho más y mejor.
Todo esto me ha permitido obtener resultados que palpo día a día en cada gota de sudor que dejo a cada mañana, aunque muchas veces caigo en la cama abrazándome al colchón como si fuese un hermano, acordándome de toda la parentela del querido profesor.
En este año que pasó, fui testigo de lujo de alegrías y logros de otros compañeros, que muchas veces me hicieron emocionar, como el amigo Rubito, “ese loco en UP”, que cuando no pudo correr caminó lesionado varias carreras, o Anthony que en silencio, con humildad y cargando una gran mochila en su espalda, hizo mucho más que correr rápido. También fue motivo de alegrías los impecables logros deportivos de Felipe Rego, que a pura locura y entrega, gastó las veredas de la rambla.
Guardo en la memoria esa imagen de Raúl Caetano cruzando el arco en la Nike, con 43 minutos y monedas,o viéndolo alejarse en su bicicleta y perderlo en el horizonte en la última Misión GT, ja ja ja, POR AHORA!!
Pero la frutilla de la torta, si de dar alegrías se trata, se la lleva mi hijo, que con sus cinco añitos no para de andar en bicicleta ja ja ja y todos los días me pregunta: “¿cuándo salimos a entrenar?”, entrenamiento que es nada más que dar unas vueltas a la manzana o perdernos en el bosque de la agronomía.
Algunas veces me siento en la vereda y lo veo pasar para un lado y para el otro, feliz, arriba de su bicicleta y me doy cuenta que en ocasiones no hace falta hablar, solo basta con compartir. ¿Cómo le explico a mi hijo qué es la felicidad?, ¿qué es el sentirse libre arriba de tres fierros cruzados?, ¿qué es sentirse en armonía con uno mismo?.
Creo que, por ahora la única manera es en silencio y siendo libre y feliz con él, mientras “entrenamos un rato”, ja ja ja.
Yo no sé que año vendrá, solo sé que el que se va, fue un gran año, coseché amigos y gente linda que me abrió su corazón sin pedirme nada a cambio, viajé por lugares hermosos, me encontré en más de una carrera con lo más primitivo y genuino de mi ser, encontré muchas veces un UP cuando alrededor todo era DOWN, supe que era soñar estando despierto y que era saberme vivo y pleno a cada metro ganado al aire.
Desde esta página les mando un fuerte y apretado abrazo a todos los amigos que siempre han estado, a los que me resta por descubrir y aquellos que por diferentes motivos se han alejado en silencio.




Mis deseos de que todo lo mejor y verdadero de este mundo llegue a ustedes y que logren conectarse con lo que en realidad los hace felices y sabios de espíritu.
GRACIAS ……………
Mamá, Sofi, Mateo, Catalina, Claudia, Raúl, Pablo Caurla, Victor, Jorge Xavier, Felipe, Gaby, Leo, Rafa (Nacional)Florencia Gómez, Vilma (Angostura), esos alumnos que siempre están, Juan, Mathi, Xair, Anthony, Daniel (Sayago), Milton, Rubito, Hector (Rev Urug Nat), Rodrigo Lizama, Dieguito Araujo, Cristofer (Maldonado), Daniel (Cuervos), David (Las Piedras), Nachito, Pollito, Alejandra (Olimpia), Corredores de Las Piedras, Cuervos, Olimpia, Halcones, Sayago Running,

sábado, 26 de diciembre de 2009

Calendario de Suca Sport para los próximos meses

Se viene un año nuevo y ya está el calendario preparado para sorprenderlos con los más increíbles eventos de aventura, triatlón, mountain bike y carreras a pie.
Tenemos muchas novedades, nuevas ideas, nuevos recorridos y formatos y las ganas de seguir superándonos junto a ustedes, a seguir entrenando y nos vemos en carrera...



-------------------------------------------------------------------

AVENTURA LOBOS COLUMBIA:

3 DE ENERO
Los espera un recorrido a pura sierra, van a largar desde un lugar secreto en la noche del sábado para llegar a la playa Mansa de Punta del Este el domingo de mañana. La oscuridad de la noche de verano será la estrella de esta carrera que desde hace 5 años desafía a los equipos más aventureros de la región.



--------------------------------------------------------------------
8 KM FUNDACIÓN IRON KIDS:


SÁBADO 9 DE ENERO Una carrera por la playa desde La Barra hasta Punta del Este a beneficio de la Fundación Iron Kids. La fundación empezará a trabajar en el 2010 y buscará acercar a niños y jóvenes al deporte de resistencia con clases gratuitas dictadas por los mejores docentes en cada disciplina.En breve más info de la carrera y apertura de inscripciones. Juntos podemos!




--------------------------------------------------------------------
AVENTURA GT LAPATAIA:



10 DE ENERO Empieza la temporada de mountain bike con una nueva carrera y premiando a los ganadores del 2009!Con muchas novedades se viene otro año más de Aventura GT, nuevos recorridos, nuevas categorías y regalos para todos los competidores! Además el año sigue con el tour por todo el país, uniendo fronteras en Rivera, Garzón, San José, 100k en Salto, Minas y La Gran Final en Pueblo Edén. http://www.aventuragt.com/ [+]




--------------------------------------------------------------------
SALOMON RUNNING RACE:



17 DE ENERO Nuevamente la playa Solanas nos recibirá para recorrer 21 km de aventura y trail run el próximo 17 de enero . La serie que ya fue un éxito en el 2009 en este año te invita a correr media maratón en Solanas, Sierra de las Animas y una gran etapa final solo para los más osados! Inscripciones abiertas! http://www.salomonrun.com/ [+]

--------------------------------------------------------------------
MISIÓN GT PUNTA DEL ESTE:



24 DE ENERO Run + mountain bike + kayac 50 km de aventura en equipos o individual. No te pierdas un nuevo recorrido de este clásico del verano!



--------------------------------------------------------------------

10 KM REAL DE SAN CARLOS COLONIA:

30 DE ENERO Un clásico de las carreras del verano, 10 km por la rambla de Colonia que este año está renovada y los recibirá con un recorrido espectacular y la mejor organización conjunta entre la Intendencia de Colonia y Suca Sports. No te pierdas los 10k de Colonia, Copa Gatorade. Apertura de inscripciones 10 de enero en http://www.sucaweb.com/

--------------------------------------------------------------------
HALF COLONIA DEL SACRAMENTO:


7 DE FEBRERO Todavía quedan algunos cupos para la tercer edición del Half Cannondale Colonia del Sacramento.Todos los inscriptos tienen importantes beneficios en el Hotel sede del evento y para aquellos que viajan desde Argentina, Buquebus ofrece el 10% en sus tarifas a competidores y acompañantes. Recuerden reservar hotel con tiempo ya que Colonia suele estar con la capacidad hotelera colmada en febrero http://www.halfpunta.com/.[+]


-------------------------------------------------------------------
AZIMUT EXPEDITION RACE:


6 Y 7 DE MARZO Se viene una carrera de 150 km non stop, una aventura por las sierras que promete juntar a lo mejor de la aventura nacional e internacional. Preparate en unos días abre la inscripción!


-------------------------------------------------------------------
HALF PUNTA DEL ESTE:
21 DE MARZO 500 competidores representando a 7 nacionalidades participaron el pasado 6 de diciembre.La quinta edición esta en marcha y en pocos días abriremos las inscripciones para el 21 de marzo de 2010.http://www.halfpunta.com/ [+] --------------------------------------------------------------------
IRONPUNTA:
5 DE DICIEMBRE
Comienza a prepararte y participa en el triatlón de larga distancia que marcará un antes y un después en la región. Sumate a este desafío y vence tus meta!, 3,8km de nado, 180km de ciclismo y un maratón de 42km final.Inscripciones a partir del mes de febrero en http://www.ironpunta.com/ [+] -------------------------------------------------------------------
SERVICIO A ORGANIZADORES DE EVENTOS


Suca Sports ofrece servicio a organizadores.
A través de nuestro Departamento de Logística te ofrecemos todos los insumos necesarios para que tu evento sea espectacular.

TransporteCarpas estructurales (hasta 240 personas)
Arcos Inflables
Vallado
Escenario
Audio
Sistema de Cronometraje electrónico (Run, MTB, Triatlón, Enduro y Ciclismo)
Relojes display electrónicos
Números de corredor en Tyvex
MesasConosy mucho más...

martes, 15 de diciembre de 2009

Al podio....."Quenonino"!!! (crónica de la Misión Gt por Pablo Lapaz)


"Quenonino"
El domingo corrimos con Raúl Caetano la Misión Gt Laguna del Sauce, con el nombre de equipo: "Quenonino", al final el nombre resultó premonitorio de nuestro futuro......POR SUERTE ! !
La carrera se desarolló en ese hermoso lugar, que es la Laguna del Sauce, con un clima excelente, una cantidad importante de corredores y una organización como siempre diez puntos por parte de Suca.

LA PREVIA

El día anterior nos quedamos en Punta del Este, lo que teóricamente estaría bueno para salir tranqui al otro día para la carrera……ja ja ja, ….minga!!, entre cuentos de carreras, dietas, entrenamientos, bla bla bla nos acostamos pasadas las doce, y como ya es costumbre, a las 5 am los ojos levantaban las cejas pidiendo ver luz, va al menos sólo los míos.
Pegué un salto de la cama y en la soledad de la mañana- noche, y sin nada para hacer solo quedaba matear escuchando los primeros pájaros.
Por allá se levanta mi compañero con una pachorra envidiable, después que el despertador se aburrió de sonar, lo quedo mirando como diciendo ¿no tendrías que darle más movimiento al cuerpito?, por supuesto que el amigo siguió con su parsimonia característica, …”que envidia!!”
Llegamos a la Laguna a eso de las 9 am, y ya habían bastantes corredores en la vuelta, todos con esas caras ansiosas y ese brillo en los ojos que esperan rabiosos para dejar escapar la adrenalina.
Un poquito pasadas las 10 arrancó la carera, la primera etapa sería de nado (750 mts) o remo (5 km), la segunda de 25 km de bici y la última de 12 km de running.

LA CARRERA

Los botes vikingos
Fue así que a la voz de ….“aura” del amigo Beltrán, nos subimos a los botes, remando entre el agua y los remos de los otros botes, aquello parecía una lucha vikinga más que una competencia. A los 100 metros por suerte la cosa se calmó y cada uno pudo ir tranquilo a su ritmo. Con Raulito completamos el remo sin problemas y encaramos la otra disciplina (bici).

"A rodar se ha dicho" (la bici)
Me echo a rodar, y mi compañero nada, yo pensaba: “¿y este qué está haciendo?”, mientras me pasaban raudos otros competidores, al rato aparece,…..” para que…….el desgraciado me lleva en un ala”.
Con su bici nueva de a ratos lo veía perderse adelante, mientras le decía: “pará, pará vamos tranqui”, lo más triste es que en realidad creo que iba tranqui, pero por respeto a no ofender mi magro rendimiento no me decía nada ja ja ja.
De ahí en más fuimos pasando a otros competidores, principalmente en las cuestas, en donde aquel me llevaba de tiro, como podía lo seguía tratando de encontrar mi ritmo entre la locura de aquel bicho desbocado que tenía de compañero.
A medida que nos fuimos adentrando en el bosque los árboles y plantas del lugar desfilaban frente a nuestros ojos, dejándonos un camino de balastro que caracoleando se adentraba en esa impresionante naturaleza.


Ahí estábamos nosotros, invitados de lujo ante tanta riqueza de colores, perfumes y sonidos, todo era paz y tranquilidad, aquello era la mejor terapia que un bicho de ciudad podía recibir.
Al llegar arriba del todo la vista era espectacular, allá abajo la Laguna descansaba entre el azul del cielo y el verde del campo, mientras el viento soplaba lo suficiente como para refrescar un poco la piel.
Pero como no había más para subir, comenzamos el descenso de regreso, y a todo trapo nos mandamos con los frenos que habían pasado a ser un simple chirimbolo colgando de una horquilla. Mientras bajábamos embriagados completamente de adrenalina, a puro grito nos íbamos abriendo camino entre otros corredores que venían subiendo y por momentos zigzagueando, cuando las bicis, rodaban por el balastro suelto, dominando la técnica más utilizada en las carreras………….”sálvese quien pueda”.

"Paseito al campo.......AURA!!" (la corrida)

Finalmente terminamos la parte de bici y nos mandamos a correr, como si la cosa recién empezara, mientras mi compañero, un poco más cuerdo que yo, trataba de frenar el ritmo de la corridita.
Ah pero la fiesta no me iba a salir de arriba y a los 3 km el espíritu de Bolt me dejó tirado y pasé a ser un simple ser humano “cuasi caminante”, que pasito a pasito veía como su compañero se alejaba a cada cuesta.
Mientras se alejaba el muy desgraciado me refregaba su condición muscular con frases que tiraba pa´ atrás, mientras su figura rellenita, a lo lejos parecía tener el doble de kilaje, de tanta humillación que el sotreta me regalaba gratuitamente, yo pensaba: ”estás de vivo……en la bajadita yo te curo!!”.
Al rato le comento a Raúl: “iremos entre los 10 primeros no?”, el me responde “puede ser, pero no se” , por allá un muchacho que controlaba nos grita: “vamo arriba muchachos ……..van cuartos!”, yo me reí, y pensé: ”si no me digas y cuántos vienen atrás?”.
Más adelante otra persona nos vuelve a decir que íbamos cuartos y cuando levantamos la cabeza vemos como a 200 metros a los terceros, con el agotamiento que tenía en el lomo parecían que estaban a 2 km.
Un poco más adelante uno de ellos se acalambra y logramos pasarlos, ahhhhhhh, con Raúl respiramos, nos miramos y cruzamos sin hablar esa frase gastada de:…………. “es ahora o nunca”. Atrás venían dos parejas más con bastantes ganas de rematar, así que habría que mejorar bastante el ritmo si queríamos mantener la posición.
Pero se vino la bajadita tan esperada, solo estábamos a 3 km del arco, recuperé aliento y me largué libre completamente, dejando que la bajada me llevara, con las brazos totalmente sueltos, por momentos aquello se parecía más a un baile que a una corrida.
El cuerpo era un simple vehículo que dentro transportaba un espíritu libre y pleno, que a cada paso, a cada bocanada ganaba más y más velocidad, mientras el viento parecía inflarme el pecho.
Con la moral alta y el corazón contento fui cada vez más rápido y menos cansado, ah……..que cosa linda cuando uno esta bien y el cuerpo regala tanto goce y pasión!!
Así que ahora me tocaba a mi regalar un poco de humillación y le devolví alguna bromita que otra a Raulito, corriendo con un estilo algo particular ja ja ja, que por ser este un horario de protección al menor, queda en la interna.
A falta de 2 km supe que nos quedaríamos con el tercer lugar, mi compañero venía bastante bien, y yo con todas las pilas, excelente físicamente y 10 veces mejor de espíritu, de aquel moribundo que penosamente subió hasta el mirador ya no quedaba nada.
Veníamos a 4.30 y super enteros, yo con palmadas iba alentando a Raúl que luchaba con la respiración a cada metro.
Pero al ver el arco que respiración ni respiración …..ja ja ja ahí le dije “dale picamos ahora”, el me respondió muy seguro :…. “NO…… que picar, tas loco, yo voy tranqui dejate de sprin”, y sin pensar mucho le agarré la mano y a puro tirón fuimos aumentando el ritmo.
El corazón no parecía acelerarse sino inflarse a cada paso a cada apretón de mano.
Así rematamos como dos gurises en el patio de la escuela, con los dientes apretados y el espíritu en lo más alto del regocijo.
Mi piel, se erizaba, mi cabeza no entendía de racionalismos y mi espíritu volaba hacia el frente, mientras mi mano izquierda, como un cable pelado, sentía el fluir de la energía que con mi compañero nos transmitíamos.
Al rato llega mi compañero de locuras, el buen amigo Jorge Xavier, que llegaba en cuarto lugar de su categoría.
El amigo venía completamente entero, después de haber hecho toda la carrera solo, UN FENÓMENO!!!

En lo que respecta a nosotros pudimos hacer podio, logrando un tercer puesto en nuestra categoría, y recibimos como obsequio una medalla de Suca y una orden de compra de Motociclo Sport……………….QUE MÁS PUEDO PEDIR ja ja ja ja!!!

Por suerte no fue una carrera más, tras esas 2 horas 38 minutos, estuvo un compañero de fierro, que me dio para adelante cuando venía mal y que no me dejó tirado cuando le exigí en el remate.
También estuvo el EXCELENTE trabajo de Leo Yozzi, un profe de la planta, que logró hacer en mi cuerpo un regenerativo espectacular después de La Angostura, la cual corrí hace menos de un mes.
En este caso creo que bien cabe la frase “se cosecha lo que se siembra”, vi los resultados del entrenamiento, corrí con dos grandes tipos Jorgito y Raúl, me perdí en la naturaleza, ese refugio en el mundo que siempre busco, pero sobre todo, me encontré con uno de los regalos más lindo para el espíritu ………….
¡FUI ..........SUMAMENTE FELIZ!!!!
Fotos: Suca soport

jueves, 3 de diciembre de 2009

K 42 Adventure Marathon en Bombinhas (información general)



DATOS GENERALES
FECHA: Sábado 22 de Mayo de 2010
LARGADA/LLEGADA: Playa de Bombinhas (frente a la Posada Vila do Farol)
Sábado 22 – 8hs:
• 42 Km Individual.• 42 Km Por Equipos de 2 integrantes (2 x 21).• 12 Km Trail Run.
Domingo 23 – 11hs: K42 Kid´s
ENTREGA DE KITS: 20 y 21 de Mayo de 10 a 18hs en la Posada Vila do Farol. ver más >>
http://www.bombinhasrunners.com.br/info_esp.htm#kits
CHARLA TÉCNICA: 21 de Mayo a las 19hs en la Vila do Farol.
K42 FEST !: 22 de Mayo a las 21hs en la Vila do Farol.

FORMA DE INSCRIPCIÓN:
Se realizará únicamente a través de la página de
ATIVO.COM
http://www.ativo.com/Eventos/MostraEvento.aspx?idEvento=2541

Los participantes de las pruebas 42Km Individual y por Equipos deberán completar la FICHA MÉDICA publicada en la página y enviarla a info@bombinhasrunners.com.br antes del 30 de Abril.


CUPOS:
K42 Individual: 400K42 Por Equipos: 200 equipos12Km
Trail Run: 200
Kids: Sin Límite

INSCRIPCIONES K42 INDIVIDUAL Y POR EQUIPOS:
La inscripción incluye los siguientes servicios: remera técnica, remera de finisher, medalla de finisher, entrada y voucher para la K42 Fest !, clasificación general y por categorías. Premio especial para los ganadores: pasaje aéreo ida y vuelta a Bariloche para participar de la Salomón K42 Final Villa La Angostura (modalidad individual), trofeos para los ganadores de la general y medallones para los de las categorías. Y muchos otros servicios que pueden verse en el reglamento.

PRECIO*:
42Km:
• Hasta el 15/11/09: R$ 190
• Hasta el 15/01/10: R$ 230
• Hasta el 15/03/10: R$ 260
• Hasta el 15/05/10: R$ 290
42Km por Equipos (por participante):
• Hasta el 15/11/09: R$ 140
• Hasta el 15/01/10: R$ 170
• Hasta el 15/03/10: R$ 190
• Hasta el 15/05/10: R$ 210
* Más el costo del servicio de inscripción on line.

INSCRIPCIONES 12 KM TRAIL RUN:
La inscripción incluye los siguientes servicios: remera técnica, medalla de Finisher, una entrada para la K42 Fest !, clasificación general. Y muchos otros que pueden verse en el reglamento.
http://www.bombinhasrunners.com.br/reglamentos_esp.htm
PRECIO*:
12Km Trail Run:
• Hasta el 15/11/09: R$ 90
• Hasta el 15/01/10: R$ 110
• Hasta el 15/03/10: R$ 125
• Hasta el 15/05/10: R$ 140*
Más el costo del servicio de inscripción on line.

INSCRIPCIONES K42 KID´S:PRECIO*:
• Hasta el 21/05/10: R$ 25
* Más el costo del servicio de inscripción on line.

RESIDENTES DE BOMBINHAS:
Los organizadores del evento ponen a disposición del Municipio de Bombinhas, sin cargo para los habitantes locales, 50 inscripciones en la carrera de Kids, 10 para los 12km y 5 en el K42 Individal ó Por Equipos (La distribución de las mismas es atributo exclusivo de las Autoridades del Municipio).




viernes, 27 de noviembre de 2009

Frecuencia Cardíaca & Entrenamiento

Frecuencia Cardíaca & Entrenamiento
Una de las formas de determinar la intensidad del esfuerzo que estas realizando es mediante el control de la frecuencia cardíaca o pulso.
Para determinar tus zonas de entrenamiento deberás conocer:
Tu Frecuencia Cardíaca Máxima (FCM), la cual puede ser estimada a través de la sencilla cuenta de 220 menos tu edad.
Tu Frecuencia Cardíaca Basal (FCB) , para determinar tu FCB deberás tomarte el pulso a la mañana antes de levantarte durante tres días seguidos y elegirás la más baja.
Tu Frecuencia Cardíaca de Reserva (FCR) es igual a FCM menos FCB
Habiendo hallado los valores anteriores podrás determinar tus Frecuencias Cardíacas de Entrenamiento (FCE), las mismas se calculan sumándole a tu FCB un porcentaje de tu FCR.
Los entrenamientos Regenerativos (liviano) a realizarse después de sesiones duras o competencias deberán realizarse a una FCE de entre el 50 y 60 %.
Los entrenamientos Sub Aeróbicos I (suave), que fomentan la mejora de la resistencia de base, y estimulan la oxidación de las grasas se realizaran a una FCE de entre el 60 y 70 %
Los entrenamientos Sub Aeróbico II (moderado) mejoran la capacidad de almacenar y metabolizar el glucógeno, se realizan a una FCE de entre el 70 y 80 %.
Los entrenamientos en el ámbito del Umbral Anaeróbico (intenso), estimulan la elevación del umbral anaeróbico y del consumo máximo de oxígeno, al tiempo que estimulan los procesos de remoción del lactato, se realizan a una FCE de entre el 80 y 90%
Ejemplo:
Para una persona de 30 años su FCM. estimada será de 220 – 30 = 190
Si la FCB registrada es de 50, su FCR será de 190 – 50 = 140.
Para nuestro ejemplo las Frecuencias Cardíacas de Entrenamiento serán:
Regenerativo = FCB + 50 a 60 % de la FCR = entre 120 y 134 lat/min.
Sub Aeróbico I = FCB + 60 a 70 % de la FCR = entre 135 y 148 lat/min.
Sub Aeróbico II = FCB + 70 a 80 % de la FCR = entre 149 y 162 lat/min.
Umbral Anaeróbico = FCB + 80 a 90 % de la FCR = entre 163 y 176 lat/min.
Prof. Juan Passeggi & Prof. Nelson Carnales



viernes, 20 de noviembre de 2009

domingo, 8 de noviembre de 2009

Nike 2009 "La ñata contra el vidrio"


Esta vez me tocó tener la ñata contra el vidrio, he aquí una mirada diferente de la Nike 10k 2009.


Con termo y mate en mano

El sábado 7 de noviembre partí rumbo a la Nike 2009, solo que esta vez me salteé la largada y me fui directo a la llegada, que más podía pedir, seguramente no iba a quedar desconforme ni con el cierre de calles, ni con la hidratación, y por supuesto por que no con mi rendimiento.
Dado que estoy preparando los 42 k de Angostura, no tuve más remedio que mirar desde el banco, pero realmente valió la pena, fue muy divertido tanto la previa como la propia llegada.
Era bastante raro todo para mi, en la llegada se hizo una cuenta regresiva, supongo que al igual que en el Palacio Legislativo (largada), mentalmente parecía transportarme a la largada y revivir todos esos nervios previos, toda esa euforia contenida que seguramente se esfumaría en un grito general al estilo gladiador por Av. Libertador, formando olas como en años anteriores.



La llegada..........

Sinceramente por momentos me reí bastante, me sentí en muchas ocasiones y de maneras distintas con algunos ejemplares que cruzaban la meta. Había quienes levantaban sus brazos al cielo como agradeciendo a quien sabe que Dios, mirando para arriba como si hubiesen sacado el 5 de oro.
Otros de dientes apretados picaban en el último metro para sacarse de arriba a uno o dos competidores y bajar del puesto 7600 al 7599 ja jaja, otros medios payasos saludaban y tiraban besos a las cámaras como si fueran celebridades, y creo que les salió bien pues robaron más cámaras que los primeros y además hicieron reír a los serios reporteros.
Estaban los que se agarraban la cara con las manos como aguantando un llanto, entre nos….. vi a unos cuantos conocidos de esos que corren todo el año en esta actitud, estaban bien desacataditos los muchachos, y si……. los flashes no paraban y todo era glamour!!!
Como siempre no faltaron las peluquitas y los disfraces, después estaban otros “locos sueltos” que se agachaban y le pegaba una palmada a la alfombra, como diciendo…”te gané desgraciada”, otros llegaban y remataban con un salto con fuerza.
Tampoco faltaron los padres con sus hijos en los carritos, los pobres chiquilines no entendían ni medio de lo que allí sucedía….¡ah pero los padres cruzaban el arco orgullosos, como si aquello fuera una victoria compartida!!! ja ja ja , lo más triste es que yo pensé más de mil veces en hacerlo, pero en realidad está bueno, algún día ese hijo crecerá y el significado vendrá solo.
Otros corredores, mayormente varones traían a alguna mujer tirándola del brazo, prácticamente como a una muñeca de trapo, las pobres venías prácticamente despatarradas, sin fuerzas ni para gritarles que fueran más despacio, pero quedaba fundido y olvidado con un abrazo de esos que se dan con cada rincón del cuerpo, intercambiando miradas y sonrisas transpiradas.
Esos a los cuales todo llaman veteranos, los viejitos, viejitos, tampoco faltaron a la cita, con sus músculos que alguna vez supieron estar firmes se robaron el aplauso y apoyo a gritos de los que estábamos allí.
Estaban también los atrevidos corredores que no se habían anotado y se largaron a correrla de contrabando, aquí había de dos tipos los que corrían con camisetas propias o de algún equipo o los que se metieron una remera amarilla, intentando pasar desapercibidos entre el borbollón, cosa que ninguno logró……se notaba la truchada a diez cuadras, ja ja ja.
Pero el punto más lindo de la carrera y con el cual me emocioné mucho fue cuando vi llegar a Anthony con un IMPRESIONANTE tiempo de 36 y pico, un gran logro para este particular amigo que cruzó ese arco con una sonrisa de oreja a oreja. Otro compañero y amigo que me emocionó fue Raúl que logró llegar con un tiempo de 43 y pico, un EXCELENTE tiempo que viene del esfuerzo y la perseverancia. Así como también Rubito que llegó con 44 minutos, todo un logro dado la lesión de la que viene, la cual lo obligó a hacer caminando alguna etapa de la AAU, pues no podía ni trotar.

Aquella primer vez…….!!!
Mientras miraba pasar a los corredores recordaba mi primer Nike, allá por el año 2007, donde corrí mi primera carrera de calle……….hasta ahora recuerdo esa sensación de sentirme orgulloso de mí y pleno por ese compartir multitudinario. Hay mucha gente que critica las carreras promocionales, hoy por hoy sinceramente en lo personal no me motivan demasiado, pero creo que hay mucha gente que gracias a ellas se acerca al deporte y no lo suelta más.
Gracias a esa Nike 2007 y dos buenos amigos, esto de correr se transformó hoy por hoy en una parte muy importante de mi vida, en muchos aspectos como un niño, me he ido descubriendo a mi mismo de una manera distinta y todo un mundo nuevo que es esta locura de correr……… ¡¡¡¡que me encanta!!!.
Una cosa fue llevando a la otra, pero el puntapié inicial fue UNA NIKE, el sábado no la corrí, pues ya había hecho en la mañana 16 km en las canteras, preparando mi nuevo desafío, los 42 k de Villa La Angostura, fui un espectador entre ese torbellino de corredores que pintó de amarillo la rambla.

martes, 6 de octubre de 2009

Crónica de la Salomon por Pablo Lapaz



Esta vez la cita era en el Salto del Penitente, uno de los tantos lugares hermosos que tiene este Uruguay. Habían dos tipos de carreras, una de 8 km y otra de 18, todos largaríamos juntos, pero nos separaríamos a los 3 km.

La Largada

Los primeros 3 km serían por campo, entre pedregales, barro y cruzando algún que otro arroyo, saltando de piedra en piedra como ranas.

"¿Alguién vió mi champión?"

Ya casi para terminar la parte de campo y tomar un camino de balastro, al mejor estilo Ninja caminando sobre el agua, me tiro a cruzar un barrial, con la teoría de que un cuerpo que pasa veloz por una parte blanda tiene menos chance de enterrarse. Ja ja ja, “a hacerme el niño Ninja a otro lado”, en la cruzada me quedó un champión tan enterrado que apenas se veía y con el impulso que traía seguí como 10 metros más corriendo.

Así que pegué la vuelta al rescate de mi champión mientras los demás competidores me lo terminaban de enterrar pasándole por encima.

Después de tan linda sesión de fangoterapia, y mirando como me pasaban raudos y veloces otros competidores, me puse nuevamente en carrera, tomando un camino de balastro.

“Como patos en pleno vuelo”

Ahí pensé “bue ahora si vamos a andar rápido y recuperar lo perdido“, ¡para que!, Don Viento se hizo presente, viejo y peludo compañero de ruta que nunca falta, solo que ahora estaba con todas las pilas puestas y mandaba cada sopleteadas que no daba tregua. Por momentos hasta tuve que correr de ojos cerrados del polvillo que el muy desgraciado levantaba.

Ahí mismo y sin hablarnos nos fuimos agrupando con otros corredores para cortar el viento como si fuéramos patos en pleno vuelo.

Los más solidarios o fuertes pasaban la mayor parte del tiempo delante y los que venían más cansados atrás y bien agazapados, mientras corría pensaba: “no hay como lo dificultades pa´ hacer del hombre un bicho solidario”.

En el silencio del grupo se olfateaba que cuando el viento menguara cada uno saldría disparado a hacer su carrera, pero por suerte el vientito duró como unos 7 km y prácticamente fuimos juntos hasta el km 10 (puesto de hidratación).

Llegué al km 10 con unos 8 minutos más de los que me había planificado llegar, aquello no pintaba muy bien, cansado más de lo previsto y con más tiempo del planificado, estaba complicado el panorama.

Allá por el Km 13 nos abandonamos el camino de balastro y nos adentramos en el campo, ahí si estaba en las mías, unas vistas increíbles para todos lados y el terreno lleno de montículos, partes bajas donde corríamos entre el barro, cruzando arroyos a los saltos o simplemente caminando entre el agua.

Ahí me largué a correr más rápido, animado por lo lindo que es andar “a campo”, pero ya era un poco tarde para descontar tan solo estaba a 5 km de llegar.

Daba zancadas largas tratando de pisar parejo, esquivando montículos, piedras, palos, y alguna bostita que otra también, si quería llegar con mis tobillos bien, debía mantenerme concentrado para no pisar mal y lesionarme.

Al rato las ganas de correr fuerte se me empezaron a ir, pues tenía una molestia en la planta del pie que me tenía preocupado. Al minuto la molestia pasó a ser dolor, ahí me asusté y fui más lento tratando de apoyarme más con la pierna derecha, pisando casi en puntas de pie con la pierna izquierda. Ahí como es costumbre en estas cosas, comenzó la lucha interna entre seguir o parar, solo me alentaba la idea que me restaban 4 km para llegar.

A falta de 1 km nos adentramos en un monte nativo con una hermosísima bajada de 400 metros que caracoleaba entre la vegetación, mi mente y espíritu estaban en donde mejor se sienten, un terreno rápido y con muchos desniveles, pero mi pie a cada metro me ponía un freno por el dolor. Con esa lucha entre cuerpo y mente, dolor y placer troté lo mejor que pude saltando para un lado y para el otro, intentando caer siempre con el pie derecho.

Al salir del monte y a falta de 500 metros para llegar un buen regalito de los que planearon el recorrido, una hermosa pared de piedra de unos 150 metros de altura, entonces todos pasamos de correr rápido a modalidad “agarrate de donde puedas”.

"De piedra en piedra"

Trepando como gatos en entre la leña fuimos subiendo, regalando piropos a los organizadores y ahí mismo creo que todos nosotros internalizamos bien la frase de:”salto del penitente”, eso para muchos más que un paseíto era una linda penitencia.

Las piedras grandes eran nuestros bastones y los brazos que se aferraban a ellas a esa altura eran la parte más importante para ganar terreno, así que en cuatro patas fuimos subiendo lentamente hasta llegar a divisar el arco a unos 100 metros.

La llegada

Ahí pisé el acelerador y pasé por el arco como siempre lo hago, muy rápido, la diferencia es que en esta oportunidad el arco se encontraba en el medio de una bajada muy pronunciada, y cuando lo pasé me costó bastante frenar, ja ja ja, menos mal que no terminé de cabezas en un puesto de hidratación.

Cuando paré, ya me hacía la idea de que iba a estar parado por un buen rato y sin poder correr, seguro me había hecho un buen esguince porque el dolor y el ardor eran bastante fuertes. Me saqué el champión y por suerte para mí, solo era una linda yaguita que llevará nada más que unos días en sanar.

Completé mi carrera en 1.41´, con esa sensación de que podría haber dado más, pero feliz por disfrutar del contacto con la naturaleza, contento de correr en libertad por el campo, de perderme en el azul del cielo, en los grises de las piedras y el verde de los montes y praderas. Cada vez que corro “a campo” me conecto con algo muy primitivo que me da mucha felicidad, no se que es, no le encuentro explicación, solo se que eso nunca me sucede en las carreras de calle. En ese entorno me pierdo de las burocracias y los vericuetos de la urbe, me siento en paz y pleno, cada paso, cada zancada, cada mirada, cada suspiro es un viaje a lo simple, al goce y al disfrute. No hay semáforos, no hay veredas, ni empujones, no hay gritos, ni ruidos fuertes, solo simplicidad. Nadie nos apura, y tampoco apuramos a nadie, nadie nos invita a hacer colas, ni a correr de acá para allá a rendirle tributo a los vicios de la ciudad.

Somos tan importantes como una vaca al sol o algún caballo que corretea por el campo, no hay cargos, ni nombres, ni imposiciones, solo está el placer de correr en libertad.

viernes, 18 de septiembre de 2009

"El valioso tiempo de los maduros" (extraído del blog de Jorge Xavier)



El siguiente texto fue extraídodel blog del amigo Jorge Xavier, y pertenece al poeta, ensayista y musicóogo brasileño Mario de Andrade.


"¿Cuánto hay de verdad en esas líneas y cuánta de esa verdad nos atraviesa en el día a día?"






"El valioso tiempo de los maduros"


“Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora...
Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros y ventajeros.
Me molestan los envidiosos que tratan de desacreditar a los más capaces para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo. Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos. Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa... Sin muchas golosinas en el paquete...
Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír de sus errores.
Que no se envanezca con sus triunfos.
Que no se considere electa antes de hora.
Que no huya de sus responsabilidades.
Que defienda la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.
Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas….
Gente a quien los golpes duros de la vida le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.
Sí, tengo prisa, pero por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna, de las golosinas que me quedan… Estoy seguro que serán más exquisitas, que las que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera, llegarás..."



Fuente: http://xavierruner.blogspot.com/

jueves, 10 de septiembre de 2009

En la intimidad de una Maratón (por Pablo Lapaz)

Nunca aprendí a correr, pero de correr he aprendido mucho.

Nunca me enseñaron a trotar, pero trotando me di cuenta de todo lo que me enseñó un simple trote.


Así seguí hasta que me enfrenté a uno de los más grandes desafíos para mi …”el Maratón”.

*El Maratón es un espacio gigante en nuestras vidas…

*Es una cita a solas con nosotros mismos, donde todo está a flor de piel. Nos sentimos eufóricos solo por el hecho de estar allí, un cosquilleo corre por cada centímetro de la piel cuando esperamos esa pasada por debajo del arco, ese que no veremos, sino hasta dentro de tres, cuatro, cinco o seis horas.

En el Maratón nos sentimos muchas veces impotentes, con un cuerpo que parece prestado, pues a medida que avanza el cansancio cada vez lo desconocemos más.

Vamos regalando sonrisas, que intentamos sean bien distendidas y no den muestra de cansancio, aunque nuestros rostros no pueden dejar de estar rígidos por el esfuerzo.

Vamos mimando a nuestro cuerpo, lo escuchamos, le hablamos y nos hablamos, le exigimos y le pedimos disculpas, en esos momentos hay una magia y una química muy especial entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

Calculamos cada paso, tratando de pisar parejo, pues cada piedrita que pisamos parece una roca, cada desnivel un esfuerzo mayor para una de nuestras piernas, que pide a gritos que repartamos esfuerzo.

Algunas veces nos frustramos cuando vemos a otros pasar raudos y perderse al final de la calle, otras veces tratamos de ayudar con alguna frase al que dejamos atrás, lo alentamos y lo cuidamos como si fuera un amigo, sabemos de sus dolores porque también lo venimos padeciendo, sabemos de su enorme temor a no llegar porque alguna vez casi no llegamos.

*El Maratón es una prueba a nuestro temple, nos deja ver a flor de piel nuestras mejores carencias y virtudes y en su pasaje por nuestras vidas nos hace humildes y de buen corazón. Nos hace saber de lo infinitamente pequeños y frágiles que somos.

Más de una vez pensamos en abandonar, inventamos y magnificamos dolores para auto convencernos que eso no es para nosotros. Es ahí donde contamos los kilómetros que faltan y pasito a pasito vamos conquistando de a 100 metros, completando cada kilómetro como si fuese una carrera de 10 km.

Hay algo extraño en un Maratón, yo lo he sentido, cuando las fuerzas no están y todo queda expuesto y a la vista hay sentimientos encontrados que permanentemente nos van atravesando, hay lágrimas, júbilo, orgullo, garra, desmoralización, tensión, temores, etc. Todo ello en un mismo fluir, un torbellino de sentimientos bien distintos con el que tenemos que correr.

Llega un punto del recorrido en que nos sinceramos y ya no corremos por el aliento de los que nos quieren, sino por nosotros mismos. Es una lucha en solitario, en silencio y desde adentro.

En ocasiones nos falta el aire hasta cuando caminamos, vamos aprendiendo un poco más de nuestra anatomía, cuando los calambres fluyen de un músculo a otro. Van recorriendo músculos que ni siquiera sabíamos que teníamos. Los músculos se inflan y tiemblan casi sin control, los dedos de los pies se arrollan y crujen nuestras rodillas. Todo es a la vez y no sabemos que atender primero, pero ahí estamos pidiéndole fuerzas al cuerpo para hacer 5 km más.


*Es un cuestionarse constantemente. A veces uno se pregunta en la soledad de su trote: ¿a quién necesitamos demostrar que somos capaces de hacer cosas que otros no hacen?, ¿por qué tanto esfuerzo y sufrimiento?, ¿cuándo empezó esta locura?, ¿y si esta fuera mi última maratón?, ¿qué pensarán mis hijos cuando sean hombres y mujeres de este loco de calza, de gorro y lentes negros?, ¿dónde está el final del camino y por qué lo haría 100 veces más?

Las preguntas van y vienen y casi ninguna tiene una respuesta racional, solo silencio encontramos en ellas.

Ya sobre el final nuestros championes ya casi no se levantan del suelo, sino que se arrastran para adelante y lo que 35 km atrás era un paso firme ahora es un movimiento rastrero como si estuviésemos patinando.

Ahí uno queda atónito ante lo que el cuerpo está haciendo casi de manera instintiva, poniendo en movimiento para ganar fuerza músculos que uno nunca pensó utilizar para correr, las manos, el abdomen, los hombros, la cabeza, el cuello, todo vale con tal de avanzar.Cuando estamos agotados y sensibles, en la soledad de nuestros pensamientos, aprendemos a darnos cuenta de todo lo que tenemos e increíblemente nos percatamos de que no nos falta nada.

Algunas veces nuestro espíritu recuerda a esos afectos, que ya no están, ellos corren siempre a nuestro lado, dándonos vueltas en nuestra cabeza. Estamos en paz con nosotros mimos y con el mundo.

Cuando ya no podemos más nuestras piernas quieren parar, nuestra mente también, entonces en ese justo momento, sale confundiéndose con la transpiración esa gotita de espíritu que es capaz de poner en movimiento todo lo demás. Ahí aprendemos a conocernos y sentimos que nuestro espíritu es algo formidable, nos muestra esa esencia prácticamente desconocida. A esa altura es lo único que va quedando intacto, pues mente y cuerpo quedaron 15 km atrás.

*Cada Maratón es una conquista a uno mismo, es energía en movimiento, esa que sale de no se donde, es un desafío a nuestras barreras, un salto a la sorpresa, una manera más de conocernos, un suspiro robado a la vida.

*Es un reencuentro con lo más primitivo de nosotros mismos, un rinconcito en el mundo, donde nos conectamos con lo más simple y genuino que llevamos dentro.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Video de Trannsierras 2009

lunes, 31 de agosto de 2009

Al cobijo de las Sierras


Parte Práctica del curso de Orientacíon dictado por Leo Yozzi (sábado 29 de agosto)


¡Paseito al campo …..aura!

Lo que debía ser un simple paseíto con Leo Yozzi para reafirmar de manera práctica algunos contenidos del curso de Orientación, se transformó en un trekking de 20 Km por las sierras de Aguas Blancas.

Arrancamos con Leo con la promesa de parte este de que a la vuelta nos esperaban unas hamburguesas, pequeño detalle, nunca dijo a la hora que las comeríamos, no nos imaginaríamos que con esa vueltita que el almuerzo se transformaría en cena, y así fue porque el paseíto nos llevó seis horas.

Salimos a pie desde la ruta 81 con rumbo Noreste, subiendo una tras otra las sierras, hasta que llegamos al Castillo de Batlle donde pasados de calor nos refrescamos un poco y nos deleitamos con la vista de las sierras, “la verdad que el amigo Batlle no era ningún bobo para elegir” la vista era increíble para el lado que se mirara.

Estábamos a unos 300 metros de altura con toda esa naturaleza a nuestros pies y el viento que no dejaba sudar la piel, allá arriba todo era paz y armonía, rodeados de sierras que pintaban de grises y verdes el horizonte.

Ya llevábamos como 10 km hechos con mi compañera Claudia que se había largado a acompañarme, sin ningún tipo de entrenamiento, y todavía nos restaban 10 km más, yo por dentro pensaba: “esta no va a aguantar”, pero lo cierto es que hasta ahí venía bastante bien y terminó igual que como empezó, sin dar muestras de cansancio.


En el castillo de Batlle Leo nos hizo tirar rumbos nuevamente y organizar nuestro retorno que sería por “Los tres Cerros”, mientras otros aventureros como Marcelo López se mandaron directo a la llegada, atravesando la espesura de las sierras, las cuales le dejaron las piernas como la camiseta de River, llenas de rayas coloradas.

Nos fuimos metiendo en cuanto campo había, por suerte era hora de la siesta y zafamos de algún que otro balazo.


Fuimos caracoleando entre las sierras buscando las zonas menos densas de vegetación, rumbeando hacia el arroyo Mataojo y la ruta 81. Cuando llegamos al arroyo lo cruzamos por un alambrado,” ah sí, cosa de no mojarnos las patitas”, éramos hasta prolijos y todo, taba bien lo de aventureros, pero no hay que perder los vicios de la gran ciudad.



Finalmente llegamos al camping de Aguas Blancas, donde nos esperarían unas ricas hamburguesas.

Luego del almuerzo/cena el resto de los compañeros se fueron yendo de a uno y ahí quedamos con Claudia y con el amigo Leo que pasaría allí la noche también.

El sol se fue metiendo de a poco, pidiéndole permiso a las sierras, regalándonos un naranja pálido, mientras las estrellas se iban dejando ver de a poco entre los eucaliptus.

Ya era hora de dormir, allí la naturaleza es quien marca los tiempos de la vida, no hay compus, ni teles, ni timbres solo mansedumbre que invita a descansar.

Así que nos fuimos temprano a la cama, pues al otro día nos esperaba la Transierras, y había que reponer energías después de esos 20 km de trekking entre las sierras.

Con respecto a esa última parte del curso que hicimos en Aguas Blancas, fue la mejor parte de las tres que tenía el curso. Por momentos no parecía que estuviéramos recibiendo un curso de orientación, sino un paseo entre amigos, con la única excusa de dejarse llevar por el encuentro casi a escondidas con la naturaleza.

Con respecto a la organización, fue excelente, tuvo todo lo que tenía que tener una actividad pedagógica: materiales, buena organización de los tiempos, evacuación de dudas para los que estábamos más perdidos y a veces simplemente silencio por parte del profe que ex profeso o no, nos permitía encontrar soluciones por cuenta propia.

También hubo un buen manejo de la información teórica, relacionándola siempre con lo práctico mediante actividades y consignas que fueron siempre enfocadas en tal sentido.

Desde mi rol de educador considero que las buenas clases son aquellas que quedan latiendo un tiempo luego que la clase termina, a mí y a Claudia nos sucedió eso, todavía hay frases o imágenes que aún andan dándonos vuelta en la cabeza.

Fue un sábado redondito, aprendimos un poco más del deporte aventura, entrenamos y disfrutamos a pleno del encuentro con la Pacha Mama, ese imprescindible cable a tierra que tanto le hace falta al ser humano.

Sol, campo, viento, sierras, cielo, pájaros, vacas y algún que otro arroyo, cuantas cosas de las que no se venden y no encontramos en ningún Shopping.

En la aparente monotonía de la sierra, donde todo parece lo mismo, si uno se detiene a observar el suelo hay fresas que se abren al sol regalándole perfume al viento, hay cuevas de alguna que otra mulita, hay aguadas que van dejando caer de apoco hilos de agua que allá abajo se transforman en arroyos de un agua tan fría como sacada de la heladera.

Con los años estoy aprendiendo a disfrutar cada vez más de la naturaleza, y a apreciar esa mezcla exquisita de sencillez y complejidad que tiene lo agreste, donde todo parece perfecto.

En las Si

sábado, 15 de agosto de 2009

La Hidratación en el Ciclismo



La hidratación del ciclista

La actividad sobre la bicicleta, como toda actividad física, supone una quema de energía la cual produce calor, la sudoración es la forma natural del cuerpo de regular la temperatura corporal.
Bajo el sol, a altas temperaturas, el cuerpo del ciclista puede llegar a perder hasta 2 litros de sudor por cada hora. Esta cantidad de agua perdida debe reponerse ingiriendo agua y sales minerales o preparados de azúcares antes, durante y después de cada etapa.


Generalmente las cifras que se manejan en cuanto a cantidad de líquido aconsejable son las siguientes:


Antes - Cerca de medio litro hasta prácticamente media hora antes del comienzo.
Durante - Aproximadamente un litro por cada hora. 150 ml cada 5-10 minutos es una buena cantidad.
Después - Deberemos seguir ingiriendo líquidos para mantenernos hidratados, junto a alimentos sólidos.


Normalmente uno no suele llevar más de un litro encima cuando sale a pedalear, pero en la medida de lo posible se recomienda cumplir lo anterior. Durante una carrera o marcha no dejemos pasar por alto el avituallamiento, es la ocasión ideal para reponer nuestros bidones y a nosotros mismos de agua.


Algunos estudios han demostrado que un buen sabor en la bebida sumado a una temperatura idónea (más bien tirando a fría) aumenta la ingesta de líquidos. Un gran aliado puede ser los bidones térmicos, que retardan el calentamiento de la bebida en verano, o un CamelBack, que es una bolsa de agua dentro una mochila que se lleva a la espalda y en la cual caben unos 3 litros de líquido que se extraen mediante un tubo.


Si no tomásemos nada, la deshidratación perjudicará nuestro rendimiento y salud considerablemente, pudiendo provocar calambres en los músculos y, en casos extremos, la muerte. Independientemente de las cantidades de líquidos recomendadas un consejo muy popular es el de beber antes de llegar a tener sed.

Fuente: http://www.ciclismoenred.com/entrenamiento_hidratacion_ciclismo.php

jueves, 13 de agosto de 2009

Crónica de la 9ª Etapa de AAU (por Pablo Lapaz)


Llegamos a COVISUNCA con Claudia con la firme convicción de dejarnos llevar por una mañana de domingo, las intensiones eran varias: sentarnos a un lado de la carrera a disfrutar de ver pasar y pasar corredores mientras tomábamos unos mates calentitos, otra era acompañar a algunos de los corredores en bici, y la última era correr. Finalmente ganó la última.

Eran uno de esos días en los que simplemente no habían ganas de correr, pero a minutos de empezar me encontré con algunos compañeros de ruta y mi compañera Sair Silva que terminó siendo la excusa perfecta para trotar un rato con alguien al lado. Entonces le pregunté: ¿querés que te acompañe Sair y la hacemos juntos?, “si dale” dijo, “que bueno” pensé y ahí no más armamos equipo.

Ella se entreveró con los demás corredores y tranqui tranqui yo salí al final de todo, lo cual me dio tiempo y espacio para mirar a todos esos corredores de atrás de todo, que tantas ganas le ponen a cada paso y que van con sus rostros apretados, dejando ver esfuerzo y entrega a cada paso.

Algunos iban charlando, otros a los 200 metros ya no hablaban, otros antes de los 500 metros ya iban tomando agua y algunos con el seño fruncido y la cara colorada se dejaban llevar por bajada.

Al final de esa caravana también estaban los que iban saludando para los costados y pidiendo aplausos al público, como si aquello fuera un desfile de carnaval, ja ja ja, con una sonrisa de oreja a oreja sin mostrar cansancio alguno.



Al rato, apuré el tranco para alcanzar a mi compañera Sair, a la cual pesqué a los 1000 metros. Como no puedo con mi condición de docente fui dándole algunos consejos para mejorar su rendimiento, yo estaba feliz llenándome a cada bocanada de esa parte social que tiene el deporte.

Ahí fuimos juntos, paso a paso, perdiéndonos en la mansedumbre del Parque Rivera, escoltados por esos eucaliptus añejos y ese lago hermoso que tiene escondido el parque.

A los 4km mi compañera empezó a acusar cansancio, pero por suerte hicimos la primera pasada por Covisunca, donde había público alentando, cosa que nos vino bárbaro para no decaer. Por allá más adelante, Sair pasa a una compañera, que según ella siempre llega antes, ahí me comenta: “no lo puedo creer siempre voy atrás de ella”, yo pensé “ta` es la excusa perfecta para exigirle un poco”, ahí le pregunté: “¿querés salir adelante de ella?”, a lo cual respondió afirmativamente bajando esa cara roja de esfuerzo.

De a rato le decía bueno vamos a apurar un poquito, “pa`que!”, allá salía expresa ja ja ja, yo le gritaba: pará pará que todavía falta, “¡que fenómena esta compañera!”, cansada daba pelea con lo último picando y todo.

Ahí fuimos remando remando para mantenernos al frente de aquella competidora, cosa que por momentos se complicaba, pero a falta de 1 km fuimos aumentando el ritmo y cuando entramos a la cooperativa ya le habíamos sacado más diferencia, ahí pensé: “ta` es ahora o nunca”, aumentamos el ritmo y la verdad que se portó como una leona, rematando a puro pique.

Finalmente esa diferencia de 30 metros que llevábamos con la otra corredora la ampliamos a 150 metros, toda una proeza de Sair, yo veía que mi compañera aumentaba el tranco y me emocionaba creo que más que ella, estaba feliz, al final entendí porque estaba ahí.

Muchas veces en esto de correr necesitamos encontrarnos con el otro, con su entrega, con su esfuerzo y hacerlo nuestro, dando y recibiendo a cada bocanada un instante mágico que nos mantiene vivos y latentes.

El domingo pasé una excelente mañana, fui muy feliz de ver el fruto del esfuerzo de Sair, ”¡cosa extraña en esto de correr!”, pero hay cosas que solo se dan cuando nos dejamos llevar por lo que sentimos. Muchas veces soy muy competitivo, principalmente conmigo mismo, tratando de mejorar mi rendimiento, este domingo me olvidé de la competencia y el goce vino solito, no fueron otros 10 km, sino una hora de dicha compartida.

martes, 21 de julio de 2009

Video de Columbia Challenge Invierno

El estribillo de la canción que aparece de fondo en el video dice algo así como :

"somos polvo en el viento"

Cuando subimos a una bici y nos perdemos entre montes y caminos somos un poco de eso.

Fotos: Tabarez para Sayago Running, Suca Sport y Pasos del Sur

Crónica de Columbia Challenge (por Pablo Lapaz)




"Un paseo con la brújula"





Salimos de Montevideo un poco atrasados como de costumbre, dado que cada vez que los niños vienen con nosotros es otra carrerita más, el apronte, el desayuno, vestirlos, etc, en fin nuca salimos en hora cuando de niños se trata.

De camino nos avisan nuestros compañeros de Sayago Running, que estaban varados en la Interbalnearia unos kilómetros más adelante. Nos bajamos y les ayudamos a hacer el trasbordo de las bicis a otro auto, dado que uno de los coches no quería nada, solucionado el tema arrancamos raudos con los minutos contados.

Al rato nos llaman nuevamente diciéndonos que se habían quedado otra vez, pero ahora con el auto con el cual habían hecho trasbordo, aquello parecía cosa de Mandinga . Así que cuando llegamos le pedimos a Beltrán si podía retrasar unos minutos la carrera que venían unos compañeros atrás, y así fue con la mejor disposición del mundo Jorge atrasó la carrera lo más que pudo.




“Como caballos desbocados”
Era tal la desprolijidad y la locura por todos los retrasos que nos olvidábamos hasta de los mapas, por suerte Claudia más tranquila que nosotros nos los alcanzó y allá salimos a hacer nuestro Bike and Run.

Con todas estas idas y vueltas apenas nos dió para cambiarnos, cuando llegamos al arco largamos al minuto, sin haber escuchado una palabra de las explicaciones de Jorge Beltrán y sin ni siquiera saber para donde salir. Así que la estrategia era simple, prendernos a los primeros y aguantar hasta donde pudiéramos.
Y así fue, estuvimos al frente un buen rato, en séptimo lugar al comienzo y después en tercer lugar, el cual mantuvimos por un buen rato.
Yo me sentía un caballo desbocado a todo trapo y sin saber a donde ir, ni cuanta sería la distancia a recorrer, siguiendo a los punteros y con el resto de las parejas detrás a una distancia prudencial, este parecía ser el mejor lugar para empezar.
A falta de 1 Km ya comenzábamos a sentir el esfuerzo y tres parejas que venían detrás nos mandában una linda brisita en la nuca. Todo el camino habíamos corrido a 16-17 km/h y ya sobre el final habíamos bajado a 14- 15 Km/h, con dos parejas a nuestras espaldas, terminando el bike and run en quinto el puesto.

Llegamos a la Pataia, levantamos la bici de Victor y cuando nos disponíamos a salir, nos ligamos una amarilla de parte de la organización (bien merecida), pues yo no había llevado la mochila, creo que nos sumaron un poco de tiempo extra, así que la alegría se nos fue al instante.

Allá salimos a rodar por los caminos de balastro, con los mapitas que eran un adorno más, ahí pensé “pa, que le puedo decir a Victor para que no se ponga nervioso” no tenía ni la más remota idea de a donde ir, lo único que podíamos hacer era seguir a una pareja que iba delante.
Cuando me acerco para pasarlo era Carlos, otro corredor con quien habíamos participado en el Desafío Nocturno, al acercarme lo saludo, y le pregunto para donde teníamos que ir y el amigo me dió una buena mano con la orientación, o mejor dicho con mi desorientación, mientras escuchaba sus indicaciones, aquello parecía ser música para mis oídos.

A esa altura Victor y yo ya habíamos pasado a ser el pueblo judío por el desierto y el amigo Carlos ”San Moises”, la verdad que de no haber sido por él hubiésemos terminado en el Pan de Azucar, de hecho el loquillo Trillas por adelantarse con su frenesí característico, en una se metió en un camino que no era, por suerte le pegué un grito y se pegó la vuelta,” pobre Victor pensaría que yo de eso si que sabía ja ja ja”.
El asunto fue que nos prendimos como garrapatas a este buen samaritano que la tenía re clara y tenía buena disposición, era como un manantial en el desierto. Desde acá ¡MIL GRACIAS Carlos!.

Fue así que al meternos en un campo nos topamos con el PC 4, no lo podía ni creer, ya el haber llegado hasta ahí era un triunfo, la verdad si me preguntan como llegamos no tengo ni idea, pobre Victor me tenía una confianza ciega con la orientación y yo lo único que tenía claro era la silueta del amigo Carlos delante.

Al rato salimos del campo y comenzamos a rodar por un camino de balastro, detrás nuestro dos parejas venían como a unos 700 metros, “ahí si que se puso buena la cosa”, debíamos mantenernos cerca de Carlos pero perder a los que venían detrás, por momentos llegamos hasta pedalear bien agazapados no bien doblábamos y tomábamos otro camino, intentando no sobresalir con nuestras cabezas por en cima de las chircas. Aquello si que estaba bueno! Había que pedalear y de paso jugar un rato a las escondidas con la ilusión de que los que venían detrás nos perdieran, o mejor dicho se perdieran, y sí, ya éramos muchos niños para el mismo trompo. Pero como Dios no quiere cosas chanchas no hubo estrategia que pudiera con estos muchachos y un poco más adelante se dieron el gusto de alcanzarnos y sobrepasarnos.

Finalmente completamos la parte de bike and run y llegamos al PC 7, donde dejaríamos las bicis y comenzaríamos a correr, y ahí sí que se terminó de complicar.




"Buena caballo"


Como salimos sin ninguna planificación previa y habiéndonos perdido la charla de Beltrán arribamos a la zona y dijimos: “epa.... ¿pero y los championes para correr, no deberían estar acá?”, las opciones eran varias: correr descalzo, correr con zapatillas de ciclismo, o correr descalzo ja ja ja, nos miramos dudamos …mh mh y dejamos de dudar, pues no había más que correr con lo que teníamos puesto.

Ya saliendo por suerte Victor consiguió unos championes prestados con uno de la organización al que dejó descalzo, ja ja ja nuestra improvisación y rostro de piedra era pa` encuadrar, mi compañero parecía cenicienta pidiendo a los que estaban como ayudantes, desesperado un par de championes que le quedaran.

Yo pensé: “no debe de ser para tanto correr 16 Km con zapatillas”, pobre iluso yo, en los primeros pasos sobre la calle me di cuenta que la cosa no pintaría bien para nosotros. Bajamos del PC 7 sintiéndonos bastante observado por dos parejas que venían delante nuestro. Y sí como para no, yo metía un ruidaje con las trabas, que parecía un caballo con herraduras, los otros corredores miraban atónitos como diciendo: “y este loco”, mirándome a la cara como esperando un comentario de mi parte y yo no les devolvía ni un gesto, ni una palabra, les ponía una cara como diciendo: “que…. nunca corriste con zapatillas por la calle?”.

Por suerte no podía ir muy rápido y los compañeros se perdieron en la ruta 12.

Como ya me estaba cansando de patinarme con el metal decidí cambiar de estrategia, trote suave afirmándome en el talón, como eso me cansaba, probé ir por el pasto, ¡ah.... que alivio!, y de ahí en más corrí por cuanto lugar que tuviera arena o tierra, jardines, veredas, y cunetas eran mis preferidos.

Los vecinos miraban sin entender mucho, dado que mientras todo el mundo corría por la calle, yo iba muy olímpico por el pasto.

Para colmos mi compañero ya se estaba empezando a poner nervioso con el bajón de rendimiento, desquitándosela con mis zapatillas, me hubiese gustado rendir más pero un trote a seis era lo máximo que podía darle.
Por allá llegamos al PC 8, mi compañero se adelanta al PC y yo diviso una silueta a lo lejos a la cual le grito: “date vuelta un poquito que voy a hacer pis” pensando que era alguna corredora, la silueta parada en la calle muy obediente gira, cuando me acerco era un corredor varón al cual conocía, ahí me dice “bo´ me confundiste con una mujer” pa´ que vergüenza no sabía ni que decirle a aquel cristiano, como que no había mucho margen para arreglarla.

Luego con él y su pareja corrimos juntos hasta el PC 9 donde me alcanzan unos championes, aaahhhhhh…..!!!! Que alivio cuando me los puse parecía que corría arriba de un somier, a todo eso ya traía 8 km de zapatillas y hasta correr de taco alto era mejor que las zapatillas.

Pero una vez que cambiamos de calzado, nos quedamos con una bolsa de super con las zapatillas adentro y así salimos a trotar al costado de la Interbalnearia, con la bolsita de super colgada del brazo, como si viniéramos de algún mandado en la feria, pero disfrazados de deportistas.



Finalmente llegamos al PC 10 con la pareja que habíamos encontrado en el PC8, y allí había que adentrarse en un monte y buscar un número en un árbol que tenía unas cintas colgando. El premio me lo llevé yo, cuando vi ese numerito clavado en el árbol, parecía como si hubiese sacado el 5 de oro.
Una vez con el número trotamos por el monte hasta pescar la ruta 12 que nos llevaría hasta las cumbres donde habíamos dejado las bicis.

Llegamos a las bicis y ahora debíamos rodar con championes comunes en un pedal para zapatillas, la verdad que si la queríamos complicar nos salió bárbara la jugada, corríamos de zapatillas y rodábamos de championes, ja ja ja como que faltó un poquito de organización en el equipo, después de lo del domingo los pies pueden correr igual hasta adentro de un valde.

Bajamos del PC11 a todo trapo zigzagueando para un lado y para el otro con el viento en el rostro, ¡ que hermosa sensación!, en esos momentos uno revive se siente libre, suelto, y en armonía con su bicicleta y la naturaleza.





"Un final a la uruguaya"


Hicimos los últimos 6 km en bici ya con el resto y nuestras piernas que anunciaban calambres por todas partes, era como para rematar con el corazón más que con el cuerpo, y así lo hicimos, ahí es cuando uno se da cuenta del compañero que tiene al lado, nos dábamos fuerzas los dos esperando ver en la primera curva esas banderas flameando.

Salían frases como: “tamo ahí”, “hay que rematar ahora”, ”dale que no nos pueden alcanzar ahora”, “concentrate vas a ver que se te pasan los calambres”, “después de aquella curva esta la Pataia”, así terminamos a puro esfuerzo y garra, que era lo único que teníamos intacto.




Finalmente cruzamos el arco en 4 horas 11 min, en el puesto 18 de la general y en el 7 de nuestra categoría, contentos por haber hecho una buena carrera y haber conocido lugares hermosos que de otra manera estoy seguro no los podríamos haber conocido jamás, principalmente del PC 3 al PC 5, donde la parte de campo fue espectacular.
Quedó esa sensación de que con una mejor planificación y tiempo previo podríamos haber bajado unos minutos, pero dado nuestro nivel de improvisación más no se podía pedir.



Pero en el resto me quedo con lo hermoso de este tipo de carreras en donde hay que remar con un compañero, muchas veces dándole seguridad cuando uno no sabe ni lo que tiene 100 metros delante, otras veces no mostrarle cansancio, o simplemente pedirle que entienda ese cansancio, sacando aliento para el compañero cuando ya no quedan fuerzas, o frenarlo un poco para ir más con la cabeza que con el cuerpo.

Este tipo de formato: Deporte Aventura en pareja y con orientación es para mí una de las modalidades más lindas que he corrido, hasta el domingo solo había hecho una carrera de orientación y me sentí como pez en el agua, o más bien como “renacuajo en la orilla”.

Por suerte hubo gente en la vuelta que nos ayudó y alentó en todo momento, yendo y viniendo de acá para allá.

Un agradecimiento muy especial a Carlos por su ayuda, sin ella nos hubiésemos perdido en la parte de bici, a la gente de Gt Ariane y Diego que siempre andaban al costado del camino poniendo buena onda, al muchacho del carrito que le prestó los championes a Victor, o el mismo Beltrán que se quedó con nuestras zapatillas, así como el amigo Tabárez que iba y venía dando una mano a los compañeros de Sayago que arrancaron una hora más tarde.


También a mi señora, mis hijos y a Catalina por el aguante, aunque mientras corríamos disfrutaron de todos los rincones hermosos que tiene la Pataia.

Otro agradecimiento grande para mi compañero que demostó, garra, tolerancia y confianza, tres grandes virtudes que ayudan a la hora de trabajar en equipo.





En la noche del domingo cuando me acosté mi cabeza era un cine, las imágenes iban y venían por mi mente, las frases que nos dijimos con mi compañero y las que no nos dijimos también, las estrategias para poder sobrevivir a la orientación y mis pensamientos. En fin esa resaca que uno no quiere que se apague, esa llama que sigue todavía latiendo en nuestro interior.¡ Que hermosa sensación! solo se puede entender cuando se vive, de otra manera es algo totalmente intransferible.

Fotos: Tabárez (para Sayago Running) y Suca Sport