domingo, 31 de mayo de 2009

Crónica de la Maratón de Montevideo (por Pablo Lapaz)


Saludos, bromas, y pulgares levantados iban y venían de un corredor a otro ¡QUE BUENO!.

En lo personal me quedé más que satisfecho conmigo mismo y por bajar mi tiempo, no caminar nunca, y fundamentalmente por tomarme una revancha con mi última Maratón, en la cual no me había ido muy bien.

Sin embargo hay otras cosas que también creo importante mencionar y no pasarlas por alto, aunque no sean tan agradables.




"Lo que debió ser"

Yo pocas veces en esto del deporte suelo hacer comentarios negativos sobre los eventos, pues creo en la buena voluntad de los que organizan y en el trabajo y la dedicación que le ponen. En esta ocasión, va a ser la primera vez que hago una crítica a un evento.
En primer lugar, hoy no hubo baños químicos, “dirán uruguayamente” que importa cualquier arbolito sirve, la hidratación fue PÉSIMA, parados arriba de una de las reservas más ricas de agua dulce del mundo y con envases plásticos por doquier “ ¡que cuesta llenar unas cuantas botellitas!. A poco de empezar un competidor tuvo un ataque y quedó tirado en el piso como un PERRO, si digo perro y no exagero en nada, a los diez minutos recién se lo tapó con una manta finita que alguien trajo y a casi 30 minutos recién lo trasladaron, pues de ambulancia NADA.
En segundo lugar, con muy poca seriedad y mucho de improvisación se cambia el recorrido a último momento, largando 30 minutos más tarde de lo anunciado cuando los corredores se aburrieron de hacer cuentas regresivas y batir sus manos, supongo yo en señal de protesta.
Y para rematar la jornadita, la policía se fue del lugar y abrió el tránsito a las 13.00 hs nadie me lo contó lo vi yo, de hecho el policía muy amablemente me avisó de buenas a primeras cuando se iba del lugar que me orillara porque venían autos y de hecho venían a todo trapo, entonces corrí, pero para la vereda para no ser atropellado. Por tanto el tránsito se abrió de manera normal (autos a 70 80 y 100 km/h que se yo) a las 3 horas y media de carrera, ¡INJUSTIFICABLE, INSÓLITO, INADMISIBLE !.

Pero los que abandonaron sus lugares a las 3 horas y pico también fueron los que fiscalizaban la llegada a la escollera. Me pasó algo curioso: en mi cuarta vuelta me pega un grito un competidor que venía de vuelta “pegate la vuelta flaco, no hay nadie del otro lado, los jueces se fueron”, por supuesto seguí hasta la escollera donde no quedaba nada, ni agua ni mesa ni nadie ( a las casi cuatro horas de carrera), de hecho vi competidores que se pegaban la vuelta antes, j a ja ja eso era tierra de nadie, ”vamo arriba que todo vale” .
También todo valía cuando iban 5 horas de carrera y los autos frenaban de golpe cuando se topaban con la zona de llegada pasando entre niños y otras personas que estaban ahí.
Creo que no sucedió nada por suerte o tal vez porque era un día de poco tránsito.

Aquí termina mi visión de la organización de este papelón. Por todo lo expuesto es que si a algún responsable le cabe algo de autocrítica y sentido común, le sugiero cambien un poco BASTANTE algunas cosas que no son detalles sino GROSERAS METIDAS DE PATA.Tanto los que corremos y nuestras familias que van y nos hacen el aguante nos merecemos un trato que dista a millones y millones de kilómetros del trato irrespetuoso, e insultante que recibimos todos hoy.Creo que en esto del deporte las cosas bajo ningún concepto deben ser como el PAPELÓN que vi y sufrí hoy. Tanto yo como muchos corredores sacrificamos muchas cosas para correr y disfrutar de esto tan hermoso, no nos merecemos ni la mitad de lo de hoy.





"La carrera otro mundo aparte"
Decidí correr esta carrera con mi compañero Jorge Xavier hasta el km 21, de ahí en más seguiría solo, dado que el haría la Media Maratón.
Fue un honor a este compañero que hoy cumplía su carrera Nº 100.

Salimos separados, lo tuve que buscar entre la multitud, a los 500 metros lo encuentro y corrimos a un ritmo de 5.30. Ibamos los dos muy tranqui cruzando saludos con otros corredores, todo pintaba de maravilla, como siempre cuando estoy un poco aburrido me pongo a hacer alguna broma que otra con otros corredores y con mis compañeros de equipo.A todos se los veía muy contentos, inclusive hasta el amigo Rubito se rió, cosa que rara vez hace corriendo y palmeaba la mano al cruzar, el flaco va con la concentración a mil y pocas veces lo vi tan distendido “¡Bien Rubito!”.

Cesar Tubino también estaba bien distendido y jocoso sacando fotos de aquí para allá corriendo en su super bicicleta, la verdad que no se por qué no se animó a correr, seguramente se iba a cansar menos que pedaleando esa bici.

Inclusive hasta mi compañero Jorgito se lo veía muy distendido saludando a todo el mundo, parecía la reina en alguna comparsa de Artigas, claro que la jocosidad se le acabo por el km 18 cuando acusó un poco de cansancio.

Por allá completé mis primeros 21 km con Jorge y este pasó como todo un héroe por ese arco, con la bandera de Uruguay, que dicho sea de paso fuimos los únicos locos patrioteros de todos los corredores que llevamos la bandera, estábamos más desubicados que Mujica en una manifestación de “Palo y Palo”.

De ahí en más seguiría sólo, confieso que cuando dejé a Jorge perdí un poco de ritmo en la carrera, me había acostumbrado a su compañía, le debo haber dejado las orejas ardiendo, ja ja ja . De hecho los corredores cada vez eran menos y me quedé con mi soledad corriendo por la calle, extrañaba a aquel cristiano que había dejado atrás, me conformaba con saludar de vez cuando, cruzaba a alguien con el pulgar para arriba dándole y dándome aliento.

Mientras corría en completa soledad me vinieron recuerdos y frases de mi padre quien falleció hace un tiempo, yo con mi cansancio, dolores y el viento tuve un diálogo interno mientras miraba el cielo.


Pero pa´ rematar cuando voy por la tercera vuelta a la altura del Parque Rodó el viento empezó a soplar más fuerte que al comienzo, cada paso era una proeza, de hecho el desgraciado me acompañó hasta la escollera, como 4 km. En el camino me alcanza Carlitos y vamos charlando un buen rato mientras me alcanzaba algo de beberaje.
Finalmente completé mi tercera vuelta (km 31) donde todos mis compañeros de Sayago me alentaron, yo pensaba: “pa´estoy muerto y todavía me queda una vuelta más, y bue ya pasé la mitad ahora estoy más cerca, pensá que lo que resta es alguna etapa de la AAU o una salidita a entrenar”.

Allá arranqué, el viento soplaba más fuerte y mis piernas estaban más cansadas, yo era en mi interior una caldera de puteadas. Camino a la escollera ayudé a una compañera atajándole el viento un buen tramo, finalmente se quedó atrás le dije adiós con la mano y le grité “fuerza”..

Y ahí quedé solo de nuevo, por allá me alcanza Anthony en la bicicleta cuando pegué la vuelta en la escollera para hacer mis 6 km finales. Ahí le dije a Anthony queriéndome convencer de quien sabe que “lo que resta Anthony se hace con el corazón” y no se por qué saqué fuerzas de no se donde y agarré un ritmo de 4 el km hasta el Parque Rodó. No lo podía creer, desconocía por completo a mi cuerpo, pero el incontrolable era toda una tentación, y si había que darle palo, estaba con reservas y pensé “vamo a darle” por allá llegando a las canteras me sentí algo cansado y bajé el ritmo, venía corriendo a 4 desde el tanque de gas. Pasé el costado de la llegada, debía hacer 200 metros y pegar la vuelta de otros 200.

Cuando pegué la vuelta y vi el arco me fui afirmando de a poco, recuerdo que dije en voz alta “voy a picar y Anthony o Carlitos dijo “va a picar” ¡para que! fue como si me prendieran el turbo y salí como un loco suelto como a 3, rematando como a mi me gusta, al palo.
Que sensación tan hermosa es cruzar un arco así, me encanta, yo no podía todo lo que mi cuerpo me estaba dando con todo ese viento en la cara haciéndome volar la bandera de Uruguay colgada al cuello.
Hoy fueron muchas las personas que me apoyaron y estuvieron ahí ayudando y alentando y a ellos les doy mil gracias: Claudia, Raulito, mis sobrinos, mis hijos que estuvieron conmigo en todo momento, mi padre, Rai, Cesar, Carlitos, Anthony, Gustavo, Victor, Marcos y mi cable a tierra en gran parte de la carrera JORGITO.

Finalmente terminé mi Maratón en 4 horas 25 min aprox. con resto en el corazón y en el cuerpo.

Las Maratones son una cosa extraña, uno se enfrenta a tantas cosas y son tantos los pensamientos y los sentimientos a veces hasta contradictorios.

Hoy viví euforia, paz, coraje, agobio, sensación de no poder, sorpresa por el regalo que me dio mi cuerpo en los últimos kilómetros, ansiedad, alegría, compañerismo, recuerdos de gente que ya no está. Tal vez este deporte, como la bici, me gusta tanto porque siempre me sorprende, siempre tiene algo nuevo para enseñarme.

Hoy aprendí que el ser humano en ocasiones es capaz de doblar la madera más dura y hacer de ella un mimbre si se lo propone.

La Noche Previa (por Pablo Lapaz)


Al fin llegó el día. Estoy a minutos de salir con los compañeros de Sayago Running y mi señora a la Maratón de Montevideo. Confieso que mi idea era descansar bien, cosa que no pude hacer como es costumbre, ritual o cábala, como quieran llamarle. Me acosté ayer a eso de las 23 después de tomarme un té de tilo con leche al lado de una estufa a leña. A las 3 am ya empezaba a hacer de las mías y mis ojos se abrieron de golpe "me dormí" pensé, le eché la culpa de despavilarme al té que estaba dulce, "¡vieron como es el azucar de estimulante no!", como esa explicación no me convenció mucho dije: "en una de esas la estufa largó un poco de humo y me desperté por falta de aire", pero como no había olor le achaqué las culpas a la película que había ido a ver al cine (Ángeles y Demonios), "seguramente me dejó un poco exitado la película", me decía a mi mismo para autoconvencerme, "¡pa bruta acción tenía la peli!"

En realidad como a las 4 am me dije a mi mismo "ta, está bien, sos vos", y ahí como siempre me di la ñata contra el espejo y vi lo que no quería ver. Estoy ansioso, deseando salir a correr, es un sentimiento similar al que experimentamos la primera vez que nos fuimos de campamento en la escuela, o nuestro primer viaje en avión, o cuando nos recibimos con ese último exámen, en fin creo que no soy muy distinto a muchos de esos locos que corren por ahí, creo que a esta altura esto no va a cambiar, seguramente con el paso de los años irá menguando, pero no desapareciendo y me recordará que estoy vivo como ese primer día, "¿qué primer día?", cualquiera, el que quieran, el que más les haya movido hasta el último pelo, entonces ahí sabrán que no somos tan distintos en el fondo y lo que conlleva toda esta locura de correr.

Nos vemos en carrera!!

jueves, 28 de mayo de 2009

Maratón de Montevideo (algunas estrategias para los 42 k)


Ya comienza la cuenta regresiva para someter estas dos piernas a cuatro, cinco o hasta seis horas de esfuerzo, cuando me tire a hacer los 42 km de la Maratón de Montevideo.
Confieso que tengo adentro mío una revancha muy especial con esta distancia en corridas de calle, dado que en mi última maratón (Punta del Este) no me fue muy bien y ahora es todo un misterio como terminaré.
Estos días he pensado llevar algunas estrategias que me pueden resultar útiles a la hora de correr esta carrerita.

Aquí van alguna de las estrategias:


"Echando mano a los juguetes de los nenes"

Para empezar he estado intentando conseguir algún par de patines o una patineta media chica que entre en mi mochila, y pase desapercibida a la hora de largar. Ya me estaba haciendo a la idea de echarle mano, a partir del km 30 a alguno de estos elementos, pero todo ha sido en vano, los patines de mi nena no me entran ni con vaselina y mi hijo ya no conserva la patineta que le regalé hace tres años.



"También vale cañito"

Se me ocurrió también, pedirle a esos amigos corredores a los que no les dio el cuero para correr la Maratón, que me acompañasen en bicicleta y así poder hacer un poco de cañito de vez en cuanto cuando me sienta algo cansado, pero los muy desgraciados decidieron dejarme sólo, así que adiós a la coladita en bici.





"Una cortadita por el Mercado"

Le pedí a mi señora que me esperara con el auto estacionado en el Mercado del Puerto, la verdad que estaba buena la idea, un almuerzo romántico en el Mercado, con un buen asadito y un mejor vino, hasta me daría para comer el postre tranquilo. Después me arrima a tres cuadras del Parque Rodó a eso de las 13 hs y paso ese arco con la panza llena y el corazón, contento como todo un héroe, hasta me veo revoleando la bandera de Uruguay a todo trapo pasando por el arco y robando el aplauso del público presente. Pero marché la flaca también me dejó tirado, no quiere ser cómplice de mi chanchuyo.



"La gotita salvadora"

Mis alternativas se me desvanecían hasta que pensé: “ta…con un pomito de la gotita y mi chip en la mano se termina mi angustia”, 5 minutos antes de largar me le arrimo a alguno con pinta de keniata o cubano y le zampo el chip en la parte de atrás del champión, mientras me agacho y hago que estoy estirando. Pero esto no va a poder ser si mi nombre figura en la misma posición que el de alguno de estos muchachos y encima me llaman para subir al podio, seguro correré libre de por vida y el lunes ya me veo figurando en los diarios “La Maratón de Montevideo tuvo una nueva revelación”, no voy a poder ni entrar al trabajo por diez años.

La otra sería pegarle el chip a otro corredor que esté anotado para los 42, “¿pero y si no llega a la meta?..... marché”, así que mi idea de la gotita por ahora la dejo de lado.




"En carrito........ sucio pero con medalla"

La otra sería a partir del km 20 cuando ya quedemos pocos en carrera, pescar algún carrito de un hurgador, tirarle unos manguitos y hacerme un tour de 20 km entre bolsas y trapos, con el cuerpo algo perfumadito, pero sin cansancio, el problema va a ser de la muchacha que me ponga la medalla cuando me le acerque para recibir mi presea. Como no creo seguro encontrar un carrito un domingo de mañana en Montevideo mejor dejo esta idea de lado y busco algo más seguro.

"¿ Haciendo dedo de calcita?....mh..mh...mh

También la otra sería hacer dedo en alguna esquina y esperar que algún buen samaritano se apiade de mí, pare y le pida si me arrima unas cuadritas, pero pensándolo bien esto no es una buena idea. Un domingo de mañana todavía andan en la calle esos a los que no les alcanzó el sábado de noche y todavía andan merodeando las calles y yo con mi calcita larga y un bucito, por la rambla montevideana puedo ser objeto de confusiones. Seguramente si me subo a algún auto equivocado al otro día me pueden quedar doliendo algunos músculos, de los cuales me puedo arrepentir para toda la vida.


"Prefiero los tranvías"

La otra sería un taxi, pero por 20 km me va a costar más caro que la inscripción, DESCARTADO!.

Otra sería esperar algún ómnibus que me lleve de la Ciudad Vieja al Parque Rodó, pero con lo bien que andan nuestros buces seguramente cuando llegue ya quedé fuera de las 6 horas.

Así que mis posibilidades no son muchas de ahorrarme algunos kilómetros, no tengo amigos, cuento con la honestidad de mi mujer, el peligro de algún resaquero confundido y un transporte capitalino caro y poco fiable.

En definitiva, por ahora la única que me va quedando son mis piernas, este hermoso vehículo que Dios me dio y mi cabeza esa energía que nos permite hacer posible lo imposible, que nos lleva a hacer locuras y pelearle a los desafíos de la vida.

Así que el domingo trotaré, correré y caminaré, pero feliz y contento de reencontrarme con la soledad de mi cuerpo y mi mente peleando con mis limitaciones sobre el asfalto, ganando cuestas, peinando el viento, atravesando mi cansancio pero sin quedarme parado, sabiendo que siempre hay un metro delante que nos acerca a la meta.

¡Mucha suerte a todos los locos que corren este domingo vistiendo a la rambla de fiesta!!

sábado, 23 de mayo de 2009

Maratón de Punta del Este (segundo boletín informativo)



Queridos amigos maratonistas,



La 2ª Maratón Internacional de Punta del Este viene creciendo día a día, y para mantener un canal de comunicación permanente con los atletas que ya se han inscripto, así como con los que participaron el año pasado, comenzaremos a enviarles periódicamente un breve boletín electrónico con información sobre la prueba. Aquí va el primero de ellos:



Cupo máximo de inscriptos

De acuerdo a la evolución de las inscripciones, estimamos que completaremos el cupo máximo de 800 corredores antes de finalizar el plazo de inscripciones. Es por eso que solicitamos que si tienen corredores amigos que saben que van a participar y aun no se han inscripto, les comuniquen que lo hagan a la brevedad a fin de no quedar fuera del límite máximo de participantes previsto por la organización.


Pago de inscripciones - atletas residentes en Uruguay


En los próximos días quedarán habilitados los pagos a través de la cadena Redpagos para todos los atletas uruguayos. Les recordamos que el plazo para abonar la inscripción con precio bonificado es hasta el día 6 de agosto inclusive, luego de esa fecha el monto cambia.



Pago de inscripciones - atletas residentes fuera de Uruguay

Los atletas argentinos pueden inscribirse a través de la Línea de los Atletas, comunicándose con Carlos "Colo" Martínez al 4203-7499 de Buenos Aires, o a lineadelosatletas@gmail.com . Además, los que participen de la Maratón de Rosario el 21 de junio, encontrarán un stand de la Maratón de Punta del Este en la Expo. Allí podrán inscribirse y pagar su inscripción.



Los atletas brasileros que participen de la Maratona de Porto Alegre el 24 de mayo encontrarán un stand de la Maratón de Punta del Este en el local donde se retiren los kits. Allí podrán inscribirse y pagar su inscripción con nuestro compañero Héctor Yeritano. Los que participen de la Maratona de São Paulo el 31 de mayo, de la Maratona do Rio de Janeiro el 24 de junio y de la Meia Maratona de Cataratas do Iguaçu el 5 de julio, podrán inscribirse y pagar su inscripción en el stand de la revista Contra Relôgio. Próximamente informaremos en la web sobre agencias de turismo que ofrecerán el servicio de inscripción



En regla general, todos los atletas residentes fuera del Uruguay pueden pagar su inscripción por el sistema PayPal si tienen una tarjeta Visa, Master o AmEx, de débito o de crédito. Las instrucciones se encuentran en la sección "inscripciones" en www.maratondepuntadeleste.com.uy.



Contenido del kit


Recordamos que en el precio de inscripción que abonarán los maratonistas está incluido un kit que contiene lo siguiente:


1) Camieseta recordatoria de la Maratón.

2) Medalla recordatoria que se entregará a todos los que completen el recorrido.

3) Ticket para participar en la Pasta Party del sábado 6 de setiembre.

4) Número de corredor.

5) Chip para control de tiempos a los atletas que no posean el chip de Timming (a devolver al finalizar la competencia).

6) Regalos de los sponsors



Puestos de abastecimiento


Los puestos de abastecimiento/hidratación serán los siguientes (ademnás de la zona de largada/llegada):


Km 0: Agua sin gas

Km 5: Agua sin gas

Km 10: Agua sin gas

Km 15: Agua sin gas

Km 17,5: Gatorade mas frutas

Km 20: Agua sin gas

Km 25: Agua sin gas

Km 27,5: Gatorade

Km 30: Agua sin gas mas agua saborizada

Km 32,5: Gatorade mas frutas

Km 35: Agua sin gas mas agua saborizada

Km 37,5: Gatorade

Km 40: Agua sin gas

Km 42,195: Agua sin gas, agua saborizada y Gatorade


Más información y cómo contactarnos



Toda la información sobre la Maratón de Punta del Este se actualiza permanentemente en nuestro website www.maratondepuntadeleste.com.uy. En la sección "Noticias" están todas las novedades por orden cronológico. Tambén pueden contactarnos por cualquier consulta o aclaración por el e-mail consultas@maratondepuntadeleste.com.uy.



Un maratónico abrazo a todos,

Comisión Organizadora de la Maratón Internacional de Punta del Este


Agrupación de Atletas del Uruguay


Alain Mizrahi


Comisión Organizadora de la Maratón Internacional de Punta del Este


Agrupación de Atletas del Uruguay

viernes, 15 de mayo de 2009

A descansar se ha dicho ! !


Acabo de leer los pensamientos plasmados en una crónica del compañero Cesar Tubino (nota que está en la página de Sayago), con algunos de sus pensamientos me sentí bastante identificado. Principalmente con los que tienen que ver con el cansancio acumulado. En lo personal, al igual que otros corredores y amigos que corren, tal vez sea por el trajín de carreras del verano, o simplemente por el cambio de clima o vaya a saber por que motivo he descendido mi régimen de entrenamiento.
Y para colmo de males la vida se obsesiona por hacérmelo notar y refregármelo por la cara, cuando a veces voy por la calle y veo a otros obstinados corredores como vi esta semana corriendo con frío y lluvia por las calles de Montevideo.
Pero para rematar mi humillación cuando llego cansado de mi trabajo y le robo 15 minutos a la vida, a eso de las 20 hs, cosa que rara vez sucede, me siento en el living de mi casa tranquilamente a mirar para afuera,” para que” como vivo sobre Garzón y a 70 metros de donde entrenan mis compañeros de Sayago Running y otros corredores, asisto al desfile de atletas por la ventana de mi casa. Todo esto me hace acordar a Minguito “la ñata contra el vidrio”, pasan delante de mis narices esos tozudos corredores y yo plácidamente los veo desfilar y por dentro ese diablito malo que me dice: “¡que haces ahí sentado haragán, levantate y salí!”, y le contesto a mi voz interior: “es que estoy cansado, ufa che dame un respiro”.
Igual se ve que mucho corte no le doy porque ahí quedo sentadito impávido y tieso, sin ni siquiera amagar a ir hasta la puerta para salir.
A veces no está mal darse un respiro y no transformar algo tan hermoso como es el deporte en un ritual o una penitencia, creo que ahí si es cuando comienza a transformarse en algo adictivo.
Me faltan dos semanas para hacer la Maratón de Montevideo, se que no he entrenado lo suficiente, o más bien nada para esa prueba, pero bueno, quiero disfrutar de esto tan lindo que es correr, para variar cuando este en la Maratón haré uso de un 40 % de mi musculatura y el 60 % se lo pediré prestado a la garra charrúa, corriendo más a con el corazón que con el cuerpo.
Mi próximo objetivo es el sábado en el Duatlón de Parque del Plata, al cual espero con ansias, dado que lo correré en pareja con mi compañero Jorge Xavier con quien nunca corrí. Actualmente no estoy muy preocupado por los tiempos o por mantener mi aceptable rendimiento deportivo, por suerte hay pocas ganas y tiempo de entrenar, lo cual me permite disfrutar más de las competencias, pues los relojes pararon de pasar números para mí, al menos por ahora.


Es tan grande mi pereza que el otro día hasta llegué a participar en el club de una clase de Hidroterapia con un grupo de señoras muy mayores ellas, pues no me daba ni para nadar solo, aunque fuesen 10 minutos, claro por dentro me hacía un buen autoconvencimiento diciéndome: "esto es regenerativo, está bárbaro", ja ja ja.


Creo que cuando estamos cansados hay que saber cambiar de chip y buscar en el deporte otros aspectos que nos mantengan en carrera y nos llenen de energía, y no permitir que el cansancio nos aleje de algo tan lindo como es esto.
Tengo pereza, estoy cansado, soy como muchos, un trabajador de más de 12 horas por día, soy padre de hijos ajenos y propios, soy esposo, amigo y muchas veces como la mayoría de los ciudadanos de este bendito país, soy obediente gestor del estado (que no es a lo que me dedico), yendo para acá y para allá cobrando, pagando, haciendo colas, peleando con funcionarios públicos y privados, para poder llevar una vida más o menos organizada, pidiendo para hablar con Rodríguez, González o Gutiérrez, etc.
Después de un día así creo que ameritaría un buen entrenamiento, aunque a veces creo que se complica un poquito, cuando me doy cuenta que debo dormir un poco (4 o 5 horas), pero bueno ya vendrán esas ganas locas de entrenar a full, ja ja ja, mientras tanto seguiré mirando por el living de mi casa a mis aguerridos compañeros, al menos durante los 15 minutos que a veces logro robarle a la tardecita, pero sin dejar de pensar en mi próxima carrera esa que me hará salir a reencontrarme nuevamente con esta máquina perfecta que es nuestro cuerpo.

lunes, 11 de mayo de 2009

Crónica de Parque del Plata (por Pablo Lapaz)


Algunos domingos desearía dormir hasta las 12, leer el diario tranquilamente en el living de mi casa, ir a la feria o llevar una vida más o menos parecida al resto de mis compañeros montevideanos, pero la hiperactividad puede más y allá vamos a sudar un poco bien temprano en la mañana por las calles de cualquier lugar.
Más allá de mis pocas ganas igual me levanté temprano como todos los días, para aprontar mi mochila y viajar hasta Parque del Plata con mi señora y correr 10Km y monedas.
Mi objetivo era claro, correr a un ritmo suave y tomar esta chance para entrenar un rato para la Maratón de Montevideo y no preocuparme por tiempos.
Allá salí a lo último del pelotón mirando la hermosísima vista de la playa, y rencontrándome con mi cuerpo después de 7 días sin entrenar. A los 500 metros ya estaba aburrido, entonces decidí correr por la arena y el pasto que estaba a los costados de la calle por donde todos corrían, y en algunas oportunidades hasta llegué a pasar por el jardín de alguna casa ante la mirada atónita de los dueños de casa, y del resto de los corredores, que pensarían que corría en alguna categoría especial hecha para irregulares de carácter o que se estaría corriendo alguna carrera rústica a la misma hora, que se yo. Lo cierto es que seguí como 5 Km así, corriendo por cunetas, saltando por las entradas de las casas inventando un recorrido que me ofreciera resistencia y me permitiera mantenerme entretenido.
Por allá adelante encontré a mi compañero Carlitos a quien lo fastidié un rato tironeándole un poco el short hacia abajo, arrojándole un poco de agua, para no aburrirme y hacer que aquel rostro adusto deslizara alguna sonrisa, cosa que me fue imposible, al contrario lograba todo lo opuesto.
Decidí entonces molestar a otro compañero y esta vez le tocó el turno a Don Milton que con un gorro de Peñarol y todavía de LANA, era toda una tentación, le daba gritos le tironeaba del gorro y como este cristiano no ofrecía ninguna resistencia me encuentro más adelante al amigo JX con un ritmo bastante prolijo, y pensé: ”¿y a este qué diablura le puedo hacer?”, como lo vi un poco agitado en la respiración, ahí mismo me le prendo como garrapata y lo atomicé un rato con consejos que a mí me funcionan. Por momentos le decía: “aflojate, vas muy tenso”, y ahí mismo…… cachetazo en la mano pa´ que aflojara, ja ja, pobre Jorge, le decía: “bueno ahora un piquecito hasta la segunda columna”, y el me respondía: “estás loco”, trataba de organizarle un poco la carrera y el muy obediente y buen compañero me devolvía un respetuoso y comprensivo silencio, creo que sabía que mis intensiones eran buenas y por eso me salve de las puteadas. Traía a aquel compañero entre rezongos, exigencias y también un poco de mimos, cuando le tiraba agua, en la nuca y las muñecas, o le aguantaba la botella, pero eso si no aflojaba de pegarle palmadas en las manos pa´ que aflojara ja ja ja.
Por fin había encontrado algo en la carrera que me inspirara, pues el circuito rústico por los jardines y cunetas y las fastidiadas a mis compañeros no me habían alcanzado.
Pero como lo bueno dura poco allá adelante nos topamos con Carlitos que se le habían acalambrado los dedos del pie izquierdo, ahí lo obligué a acostarse en el piso y estirar por un par de minutos, le di un poco de agua, y lo hice respirar, comenzamos un trote suave y se volvió a acalambrar, lo acosté nuevamente y cuando le saqué los calambres le puse ese champión con 8 km de sudor, imagínense que situación, aquello no se parecía a Cenicienta ni por asomo, de igual manera hasta le até los cordones mientras le estiraba la punta del pie. Retomamos con un trote suave y a medida que se sintió mejor fuimos subiendo el ritmo del trote.
A falta de 600 metros antes de abandonar la rambla veo dos camisetas verdes, en donde en una estaba estampado el nombre de una figura conocida de la TV, lo primero que se me vino a la mente fue un fragmento de una entrevista que Rai le hizo a Durán, en donde se le preguntaba a Marciano Durán “¿un grito de aliento?” y éste respondía: ”ahí viene Gorzzi”. Sinceramente, yo creo que experimenté el mismo sentimiento de Durán, a diferencia de que lo tenía delante y no atrás.
Entonces pensé ta´ todo bien con correr a ritmo de Maratón, divertirme con mis compañeros, darle fuerza a JX y ayudar a Carlitos, pero todo tiene un límite, entonces le dije a Carlitos: “quiero que agaches la cabeza, le des con más fuerza a la pata derecha y usa la izquierda como bastón”, fue así que algo de velocidad logramos, porque de hecho pasamos a estas dos camisetas verdes cuando tomamos Ferreira, eso sí el compañero de Gorzzi con muy buena onda nos dio un buen grito de aliento., cosa que supimos apreciar.
Adelante a 20 metros teníamos a los Orugas y entonces le digo a Carlitos: “bueno dale ahora es bajadita, dejate llevar que los pasamos”, yo broma va broma viene mientras tanto le decía: “viste hoy se te hizo, me vas a ganar”, “faltando 20 metros picamos ta”, pa´ que el desgraciado se mandó un pique de aquellos que cuando me di cuenta ya me había sacado 30 metros, ja ja ja, me dejó paradito y terminó como un campeón, se sacó las ganas de ganarme.
En lo personal terminé feliz por haber disfrutado tanto la carrera en todo sentido que me di vueltas y crucé el arco de espaldas, corriendo para atrás.
Este domingo no cruzaba ese arco como un atleta obsesionado con los relojes, y las marcas, sino como un ser que se divirtió y pasó bien un rato. Terminé en un tiempo de 56 minutos y algo, yo que sé. Lo cierto es que cada vez que salgo a correr a una competencia libre y sin tensiones termino pleno y satisfecho.
Finalmente esas ganas que no estaban antes de salir llegaron cuando me puse a rodar y me di cuenta que necesitaba más divertirme y pasar bien que competir con una espalda que llevo delante o seguir rigurosamente un circuito no desperdiciando ni un metro.
Corrí por las veredas, jardines, cunetas, sin rigurosidad pero libre, pleno y feliz.
Algunas veces viene bien salirse del , ruedo, ver un poco las carreras de lejos, no solo que es una buena terapia, pues nos oxigena, sino que nos hace dar cuenta de todo lo que hemos logrado con nuestro trabajo diario. Nos permite saber donde estamos, que aunque no sea adelante es en un punto que lo hemos logrado con perseverancia y dedicación y que no es el mismo que hace un año.
Muchas veces cuando no somos capaces de dejar de lado los relojes o a ese cristiano que tenemos delante al cual queremos superar, nos olvidamos de nuestra enorme potencialidad y de lo que podemos ser capaces de lograr cuando trabajamos en nuestro interior y no en el afuera.
Creo que está buenísimo competir y dar lo mejor de sí deportivamente, pero también debemos ser capaces de dar lo mejor de sí a nivel personal y no correr con el miedo como compañero, miedo a no bajar tiempos, miedo a que el que siempre estuvo atrás me pase, miedo a lesionarme porque se que estoy dando más de lo que mi cuerpo me permite, miedo a defraudar al equipo si rindo menos, en fin a veces viene bien dejar de lado ese aspecto oscuro de la competitividad y dejarnos atrapar por el simple placer de correr.


viernes, 8 de mayo de 2009

Maratón de Punta del Este (FALATAN 120 DÍAS)




Inscripciones abiertas desde el 7 de mayo
Ya están abiertas las inscripciones para la Maratón. Para completar el formulario hacé click aquí http://www.maratondepuntadeleste.com.uy/inscripciones/form_42k.php . En breve estarán habilitados los pagos de las inscripciones.
La logística de la carrera estará a cargo de Suca Sports
Al igual que en 2008, tanto la logística de la prueba como la toma de tiempos mediante chips electrónicos, etarán a cargo de la empresa Suca Sports. Esta empresa cuenta con muy amplia experiencia en la organización de carreras, y desde 2008 es la encargada de tomar los tiempos con el mismo sistema de chips, en todas las carreras del Capeonato de la Agrupación de Atletas del Uruguay.

La 2ª Maratón Internacional de Punta del Este fue declarada de Interés Turístico por el Ministro de Turismo y Deporte
Por resolución del 23 de abril de 2009, el Ministro de Turismo y Deporte, Héctor Lescano declaró de Interés Turístico nuestra 2ª Maratón Internacional de Punta del Este, considerando que "propende al desarrollo del turismo, permitiendo el conocimiento de nuestros atractivos, incorporándose a la agenda de actividades de pre-temporada".
La 2ª Maratón Internacional de Punta del Este será organizada por la AAU
La Agrupación de Atletas del Uruguay (AAU), que agrupa más de 800 corredores amateurs, organizará la 2ª Maratón Internacional de Punta del Este. La AAU fue fundada el 22 de mayo de 1965 y organiza además un campeonato de 18 carreras de calle en Montevideo y 7 ciudades del interior.



DETALLES
Día: 6 de setiembre de 2009
Hora: 8.00
Las inscripciones se realizan en este mismo sitio web. Todos los detalles sobre cómo inscirbirse y cómo abonar se encuentran en la sección "inscripciones".
Los precios son los siguientes:
Si sos socio de la Agrupación de Atletas del Uruguay y tenés el chip activado para el Campeonato 2009: $550 (quinientos cincuenta pesos uruguayos) hasta el 6 de agosto inclusive, y $800 (ochocientos pesos uruguayos) del 7 de agosto al 3 de setiembre.
Si no tenés el chip: $600 (seiscientos pesos uruguayos) hasta el 6 de agosto inclusive, y $850 (ochocientos cincuenta pesos uruguayos) del 7 de agosto al 3 de setiembre.
Si sos residente en el exterior: U$S 30 (treinta dólares) hasta el 6 de agosto inclusive, y U$S 40 (cuarenta dólares) del 7 de agosto al 3 de setiembre.
Alojamiento
Estamos negociando diversos paquetes con importantes descuentos para el alojamiento de los corredores y sus acompañantes en Punta del Este y Maldonado. Los mismos se irán comunicando en la sección "Dónde alojarse" a medida que se vayan confirmando.
Entrega de los kits
El sábado 5 de setiembre, en el Campus Municipal de Maldonado y de 10:00 a 21:30, se entregarán los kits a los corredores. El mismo contiene:
El número de corredor
El chip electrónico
La camiseta oficial de la Maratón
Una bolsa para que pongas tus efectos personales antes de la largada.
Una etiqueta para pegar en la bolsa, en la cual se escribirá tu número de corredor.
Un ticket para la "pasta party"
Una copia del Reglamento de la Maratón y el mapa del recorrido
Sorpresas varias
Para retirar tu kit deberás presentar:
documento de identidad.
Atletas uruguayos: Ficha de Aptitud Física vigente expedida por la Dirección Nacional de Deporte (Ministerio de Turismo y Deporte) y/o Carné de Salud Básico o certificado médico que acredite que no existe contraindicación a la realización de una maratón. Se recomienda a los mayores de 40 años consultar a un médico cardiólogo si dicha consulta no hubiera sido exigida para la expedición del Carné de Salud. Atletas extranjeros: Certificado médico que acredite que no existe contraindicación a la realización de una maratón.
El comprobante de pago original de Redpagos (ver "Inscripciones") si sos uruguayo. Si te inscribiste desde el exterior, el mail de confirmación de PayPal si utilizaste ese sistema, o el recibo si pagaste la inscripción a alguno de nuestros agentes.
Pasta Party
La tradicional Pasta Party se realizará el sábado 5 de setiembre de 20:30 a 22:00 hs. en el gimnasio del Campus Municipal de Maldonado. Si nunca participaste de alguna, se trata de la cena previa a la Maratón a la que todos los corredores están invitados. La modalidad es de "tenedor libre", y el menú consiste en... sí, lo adivinaste, muy bien... ¡¡PASTA!! Todos los inscriptos entrarán libremente presentando el ticket correspondiente incluido en el kit. Los acompañantes son bienvenidos, abonando un ticket, que se podrá adquirir el mismo día donde se retiran los kits.
Largada y llegada
La largada y la llegada de la Maratón serán sobre la calle Román Guerra entre Juan Ledesma y 3 de Febrero, frente a la Intendencia Municipal de Maldonado.
Servicios en la largada
En el lugar de la largada habrá baños químicos a disposición de los atletas. Asimismo, habrá un puesto para la recepción de los efectos personales (acordate que lo más probable es que el 6 de setiembre a las 8 de la mañana haga bastante frío, o sea que vas a tener jogging, campera, guantes, bufanda, gorro...). Los mismos deberán ser entregados en la bolsa incluida en el kit, con la etiqueta pegada. En la misma se escribirá delante tuyo tu número de corredor. A la llegada retirarás tu bolsa presentando tu número de corredor.
Servicios en el camino
HIDRATACIÓN
Habrá puestos de agua en el Km 5, 10, 15, 20, 25, 30, 35, 40 y en la llegada. Asimismo habrá al menos dos puestos con frutas en los km 17.5 y 32.5, y puestos con bebida isotónica en puntos a determinar. Habrá animación a lo largo de la ruta, a cargo de diferentes agrupaciones de corredores. Habrá servicio de Emergencia Móvil a lo largo de toda la carrera, así como un hospital de campaña a la llegada con personal especializado.
Medallas
Habrá medallas recordatorias para todos los atletas que completen la Maratón en menos de 6 horas.
MAPAS DEL CIRCUITO

Largada:
sobre la calle Román Guerra entre Juan Ledesma y Tres de Febrero, Frente a la Intendencia Municipal de Maldonado
Román Guerra hasta Rafael Pérez del Puerto.
A la izquierda por Rafael Pérez del Puerto hasta Solís.
A la derecha por Solís hasta 25 de Mayo.
A la derecha por 25 de Mayo hasta Santa Teresa.
A la derecha por Santa Teresa y luego Martiniano Chiossi hasta Av. Córdoba.
A la izquierda por Córdoba y Av. del Mar hasta Pedragosa Sierra.
Cruzamos Pedragosa Sierra en diagonal para tomar a la izquiera la calle De la Paloma.
Por calle De la Paloma hasta Av. Laureano Alonso Pérez (ex Av. Las Delicias).
A la derecha por Av. Laureano Alonso Pérez hasta el final de la calle, prolongándose por Pablo Neruda, hasta Elías Regules.
A la izquierda por Elías Regules hasta Av. Aparicio Saravia (Ruta del Jagüel a La Barra).
A la derecha por Av. Aparicio Saravia hasta el Puente de la Barra.
Puente de La Barra por la senda de la derecha y ruta 10 aproximadamente 1km y giro en U, volviendo a cruzar el puente.
Al llegar nuevamente a la rotonda ingresamos a la rambla Lorenzo Batlle Pacheco por su acera Sur (contra la playa).
Entramos a la Península por la Calle 24 hasta la Calle 27 (Los Muergos).
A la izquierda por calle 27 hasta la Rambla Gral. Artigas.
Circunvalación de la Península por Rambla Gral. Artigas hasta calle 20.
Calle 20 a la derecha hasta salir de la Península por rambla Claudio Williman.
Rambla Claudio Williman por acera Norte hasta Av. A La Laguna (Parada 39).
A la derecha por Av. a la Laguna hasta la rotonda donde comienza a la Av. Roosevelt.
Av. Roosevelt hasta Enrique Burnett.
A la izquierda por Enrique Burnett hasta Román Guerra.
A la izquierda por Román Guerra
Llegada en el mismo punto que la Largada, frente a la Intendencia

ALTIMETRÍA

domingo, 3 de mayo de 2009

Crónica de Media Maratón de Pta del Este (por Pablo Lapaz)

En el día de hoy corrimos la Media Maratón de Punta del Este con una mañana espectacular, en lo personal la hice corriendo sin anotarme, por el precio que debía pagar que me parecía muy elevado y decidí levantarme en armas ante tal situación. Creo que no fui el único que lo hizo, pues habían muchos corredores que estaban en mi misma situación. Una vez un compañero de equipo dijo con respecto a los costos de las carreras: “el día que no pueda o no quiera correr no corro”, cosa que es un poco complicada, pues, ¿qué pasa cuando las ganas están, pero el bolsillo y la conciencia nos dice esto es mucho?.
En fin, hice caso a lo que sentía y a lo que me dolía tener que pagar esa suma y decidí correr por las calles disfrutando de la libertad de la cual gozo y haciéndola coincidir con el recorrido de la Media de Punta del Este, o corriendo al mejor estilo PIRATA ja ja ja.



Por supuesto “si lo vamo a hacer, lo vamo a hacer bien” , así que largué detrás del arco con el resto, por momentos me sentí ese quinceañero colado que está medio oculto intentando mimetizarse con el paisaje y espera para encontrar a ese amigo de la quinceañera que le consiga el pase al salón.
Luego de esa tensa espera, entre alguna broma para disimular los nervios por nuestra irregular situación salimos a un ritmo parejo Victor, Fabián y yo, a los dos kilómetros Vic se perdió entre la multitud y quedamos Fabián y yo juntos hasta el kilómetro 8 aprox. donde se fue adelante.

Por allá más adelante me alcanzan Ariel y Raimundo de Sayago y Luis de Halcones con quien fuimos un rato juntos. A esa altura me alcanza una muchacha con quien compartí la mayor parte de la carrera, sin cruzar palabra por supuesto, vestía un equipo VERDE FLUO que se divisaba desde José Ignacio más o menos y la verdad que me fue bastante complicado mantener mi atención en la carrera. Durante todo el camino recibió halagos y gritos de los corredores y del público masculino que estaba al costado del camino. Todo eso me tenía bastante cansado, por momentos pensaba: “pobre que difícil es ser mujer a veces”, otras decía: “podría haber escogido una ropa un poco menos llamativa esta muchacha”. Lo cierto es que los comentarios de la gente en toda la carrera me dieron para divertirme un rato y hacer más llevadera la cosa.
Yo cada vez que veía a un muchacho de negro con una planilla en la mano pensaba: “ y bue hasta aquí llegué, se me terminó la alegría” pero lo cierto es que nadie me invito por suerte a tomar otra ruta, no sé si porque éramos muchos en esta situación o porque simplemente despertaba compasión.
Con respecto a los puesto de hidratación debo decir que pasaba medio rápido para poder agarrar alguna botella de agua y que nadie me la negara por mi condición, en el fondo me venía bien para hacer un embalaje ja ja ja.
Ya después de la mitad de la carrera los muchachos de negro con las planillas en la mano eran como hermanos, hasta los saludaba y todo y los puestos de hidratación se habían transformado en un derecho adquirido, yo pensaba: “después de todo un vaso de agua no se le niega a nadie che”.
A falta de 5 o 6 kilómetros cuando tomamos la rambla iba a escasos 20 segundos de Rai y a un minuto de Ariel, seguí atrás de ellos guardando algo de energías para rematar en los últimos dos kilómetros, cosa que quedó para los últimos 600 metros, en donde me dio para alcanzar a Rai llegando al arco , pero no a Ariel. Venía a todo trapo como Rai y Ariel, que se mandaron un excelente remate también, orejeando la situación que tenía por delante (cruzar ese arco de colado). Miraba para los costados buscando ese hueco que me permitiera salir y evitar mi pasaje por el arco, a falta de 10 metros encontré un hueco y ahí mismo me mandé con las miradas atónitas del público que no entendía nada, “y sí …. No es muy normal que un atleta que corre 21 Km evite pasar por el arco de la manera que lo hice”, pensarían que me venía persiguiendo la policía, que sería algún loco supersticioso, o que nadie me explicó el sentido de ese arco en una carrera. Que se yo, lo cierto es que de la misma manera que empecé terminé, como ese personaje que participa de la fiesta pero sin invitación.
En fin, lo poco de moralidad que me quedaba a esa altura no me daba ni para pasar por debajo del arco. Finalmente quiero destacar la IMPRESIONANTE actitud de nuestro compañerazo de equipo DIEGO ARAUJO que durante toda la carrera estuvo yendo y viniendo en la bici sacando fotos y alcanzando agua a todos nosotros, desde aquellos que venían atrás como a los que iban delante. Este amigo decidió dejar de lado su egoísmo, no participar compitiendo y volcarse por completo a ayudar a los demás, haciéndose un viajecito hasta Punta del Este solo por dar una mano, que de hecho podría no haberlo hecho dado que su condición física le permitía correr perfectamente.

Por otra parte en la carrera de hoy me dio gusto correr a 20 segundos atrás de Rai y ver todo el esfuerzo y la garra que metió haciendo rendir los kilos que bajó, por momentos era realmente admirable ver tan buen desempeño al igual que Ariel Imken que con ese trotecito mancebo que no denotaba esfuerzo obtuvo un excelente desempeño.
También es de destacar el desempeño y las ganas de dar pelea en las calles a todos esos buenos compañeros de Sayago que dijeron presente: Daniel “Dulce de Leche”, Cesar, el amigo Vic, Fabián Fernando, Carlitos, Jorge y Mónica.
Finalmente terminé mi carrera contento por mi desempeño personal, puse un tiempo de 1 hora 47 y segundos, que es un record personal que alcancé y además contento pues se que en el día de hoy hubo compañeros que merecidamente terminaron orgullosos y felices de si mismos, pues obtuvieron logros deportivos que son el resultado de procesos individuales y que tienen más que ver con aspectos extradeportivos.
Ahora me espera la Maratón de Montevideo como el próximo gran desafío que tengo por delante, esta Media Maratón como testeo para la Maratón de Montevideo vino bien ahora a recargar energías y seguir sumando desafíos. De eso se trata la vida, los desafíos son esa excusa perfecta para alcanzar lo que a veces parece imposible.


Fotos: Claudia Otton y Dieguito Araujo