jueves, 9 de octubre de 2014

Primero rescatistas que corredores.......




El pasado sábado se disputó la Half Mision, carrera que hice en dos oportunidades. Son 80 kms de montaña en donde se hace cumbre en el Champaquí (2800 mts) y se corre por sus filos hasta bajar nuevamente al punto de salida, que es San Javier y Yacanto.


Por lo que cuentan la carrera fue muy dura y hubo un porcentaje record de abandonos. Muchos corredores con hipotermia y descompensados completamente y peligrando su vida.

Debería decir POR SUERTE NO PASÓ NADA, pero esto no es tan así…

En este caso la suerte no fue el factor determinante para que muchos de estos corredores estuviesen hoy con sus familias. Hoy lograron bajar sanos de esas montañas gracias a la ayuda de rescatistas y corredores que los asistieron y les salvaron la vida. Cubrieron con sus cuerpos a los maltrechos corredores para darles calor y encendieron fuego en situaciones muy complicadas, pues la lluvia había mojado todo, según cuentan.

Entre los rescatistas estaba un amigo, José Altamirano, con él finalicé las dos veces que corrí en Córdoba. Me consta que es un excelente corredor, así como también una gran persona. Un tipo sencillo, aguerrido, pero por sobre todo muy solidario.

Hoy escribo para homenajear a este gran bombero de San Javier, que estoy seguro que esperaba hace meses para correr la carrera de su pueblo, y en donde seguramente hubiese hecho podio.

Desde aquí saludo con orgullo a este gran amigo y ser humano quien de sus dos vocaciones, la de correr y la del bombero, eligió esta última y ganó su mejor medalla en carrera y es el hecho de darle sentido a su vida y a la de otros.

También hubieron otros corredores que olvidaron la competencia para brindar asistencia como son: Ariel Oliva, Elía Zandandez, Ceferino y Damián, según cuenta agradecido en su crónica, Juan Diego Moron, quien recibió la asistencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario